SHOP

CRYPTO ART: QUÉ ES Y POR QUÉ LLEGÓ PARA QUEDARSE!

ÚLTIMAS NOTICIAS

PRIDE FASHION: LA NUEVA COLECCIÓN DE CONVERSE DEL ORGULLO!

Por Josefina Martínez Conocé la edición especial de zapatillas y ropa que convoca a representantes LGBTQIA+ locales. En junio, los colores del arcoíris lo tiñen todo...

5 COSAS QUE TENÉS QUE SABER SOBRE EL REGRESO DE ÉLITE!

Por Josefina Martínez Desde hoy podemos disfrutar de lo nuevo del drama teen de Netflix. ¡Enterate todo en Le Banana!  Este viernes 18 de junio se...

CÓSIMA RAMÍREZ, LA HEREDERA DE ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA: “LA PATAGONIA ARGENTINA FUE EL MEJOR VIAJE DE MI VIDA”

Por Sole Ainesa En una nueva LB Talk, la hija de la icónica diseñadora le abre las puertas de su mundo creativo a Le Banana. Cósima...

Por Josefina Martínez

Enterate de qué se trata la manera de vender y comprar arte que es furor entre los artistas y compradores.

Laura Batkis y Ana Quintanilla son parte del Estudio LB, dedicado al mercado, difusión y asesoramiento a coleccionistas de arte argentino e internacional con foco en las tendencias actuales. Conversan con Le Banana acerca de la unión entre la disciplina y la tecnología blockchain que crece a pasos agigantados. 

Beeple

Estamos viviendo un nuevo paradigma y que artistas como The Weeknd presenten colecciones de arte digital se volverá algo común, tanto como que el valor de Dogecoin se dispare cada semana por un tweet de Elon Musk: “Es importante entender que estamos teniendo esta charla porque Beeple, que es un artista digital desde hace 20 años, vendió una obra en 66 millones de dólares. Estos valores hicieron que uno se parara a ver de qué se trata el fenómeno”, dice Laura. Junto a su socia, nos explican todo acerca de este trending topic.

Beeple

¿Qué es el criptoarte?

Laura: En vez de criptoarte hay que hablar arte digital, la palabra cripto está muy ligada a la locura de las burbujas financieras y me gustaría desligarlo. Se define como arte digital que está encriptado. Se realiza con medios digitales y está desde el nacimiento de internet, pero con la tecnología blockchain comenzó a comercializarse.  Cada artista digital va construyendo sus valores en el mercado y hay que ir viendo qué es arte y qué no, porque es muy “fácil” hacer un NFT, pero eso no quiere decir que todo sea arte. De la misma manera que es fácil poner pintura sobre un lienzo, pero no todo el mundo es artista.

¿Cómo se define un NFT?

Ana: El Non Fungible Token, o token no fungible, es un número, un código único e irremplazable que se compra para certificar algo que se sube a la cadena de bloques. Te da la propiedad y permite que la obra de arte digital que se registra en el blockchain pueda ser comercializada. 

¿Qué bienes abarca un NFT?

L: Cualquier archivo digital puede convertirse en un NFT. Puede ser un tweet, mundos virtuales, avatares. Por ejemplo, puedo sacarme una foto, con la tecnología de blockchain convertir ese archivo JPG en un NFT y hasta venderla. Eso sería fraude, porque no sería una obra, pero cualquier archivo digital que esté en el metaverso (el mundo virtual), sea cual sea el formato, puede ser tokenizado. 

Beeple

Si soy artista, ¿cómo hago para convertir mi obra en un NFT?

L: A través de un marketplace, una plataforma. Primero hay que tener una wallet, una billetera virtual, que es la que permite comprar. Las plataformas se pueden explorar, pero no se puede hacer ninguna transacción sin tener una wallet. Todos los bienes artísticos se venden en un tipo de criptomoneda que se llama Ether, la tecnología blockchain se llama Ethereum. Se compra una determinada cantidad de pesos argentinos, se transforma a Ethereum mediante alguna de las casas de cambio legales, por ejemplo, Ripio. Se va a la plataforma, se sube el archivo y se crea. El gas, la energía que se requiere para hacerlo, tiene un costo entre 40 y 100 dólares. Lo hace uno mismo, sin una galería de por medio, y ese es un cambio muy grande. Está lleno de tutoriales en YouTube para hacerlo. 

¿Qué plataformas nos pueden recomendar?

L: Super Rare, Known Origin, Open Sea. También hay plataformas curadas muy buenas donde no se entra tan fácilmente, como Nifty Gateway, donde se vendieron obras importantes. 

¿Por qué se utiliza el Ether y no otra criptomoneda?

A: En realidad es la más común, porque es con la que se empezó a comercializar el arte, pero ahora surgieron miles de criptomonedas y se pueden usar también.

¿Dónde se guarda el NFT?

L: En la wallet, en la misma plataforma donde se tokenizó. Si se quiere vender, se le pone un precio y se puede vender de manera directa o mediante subasta. Como es un sistema totalmente transparente, se puede ver la historicidad, es decir, quién lo creó y quién lo compró.

A: Todo queda registrado en la blockchain y es totalmente accesible para el que está navegando en la web.

The Weeknd

¿Se puede replicar? ¿Cómo influye eso en la originalidad?

A: La imagen es copiable, no es única, cada uno puede entrar a la web, hacer una impresión de pantalla y tenerla guardada en la computadora. Pero hay una sola que se puede volver a vender, o sea, la original, que es de alguien y tiene un certificado de autenticidad. Es el nuevo paradigma de la originalidad y es lo que lo diferencia de una obra de arte física como la Mona Lisa, que no se puede replicar. 

Le cambió la vida a los artistas digitales.

L: La blockchain hace que pueda haber un mercado del arte digital y que todos esos artistas puedan vivir de esto. Hasta ahora, solamente podían vivir de otra cosa, haciendo publicidad más que nada. No existía una manera de vender algo replicable. 

¿Podrían contarnos de algún caso de obra digital que se pasó al formato físico?

L: Andrés Reisinger, que es un argentino que vive hace 11 años en Barcelona, creó de manera digital la Silla Hortensia, que es una silla hecha con forma de pétalos de hortensia. Hace dos años la bajó a físico, con una casa de diseño de Holanda que se llama Moooi, y hoy es un boom en Europa y Estados Unidos.

Andres Reisinger

Andres Reisinger

¿Cómo se valora una obra digital?

L: Del mismo modo que con una obra tradicional, tiene que ver con criterios del mercado de arte. Para evitar la idea del fraude y ver cuál es el precio verdadero, hay que ir a las plataformas más serias, que te muestran quién es el artista.

A: Las páginas curadas garantizan cierta seguridad, por eso son las más difíciles de entrar. Y suelen permitir la subasta, donde hay miles de factores que inciden: el precio de la criptomoneda en ese momento, que alguien se haya sentado a pelear con otra persona por esa obra. Como toda inversión de dinero, requiere una investigación. 

¿Existen muestras de arte digital?

L: Sí, ya hay galerías de arte digitales, en el caso de Argentina hay un espacio físico que se llama CPU donde hay muestras. Hay mucho por desarrollar, los mismos artistas están hablando acerca de cómo exhibir. Es todo muy nuevo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ~ c p u (@cpucpucpucpucpucpu)

Podés leer: GUCCI CELEBRA SU CENTENARIO CON UNA NUEVA PROPUESTA INMERSIVA

¿El rol de la galería está mutando a la par de la digitalización del arte?

A: Algunas sí, otras no. Lo que propone este nuevo medio de comprar, vender y exponer arte es que las galerías físicas tienen que repensar ciertas cosas, pero eso no quiere decir que no sigan siendo necesarias. Las que primero hicieron el cambio fueron las casas de subastas Christie’s y Sotheby’s, que ahora están vendiendo NFT.

L: En Argentina no conocemos ninguna galería de arte tradicional que esté acoplándose.

Qué artistas argentinos me podrían mencionar que estén vendiendo sus obras como NFT

A: En Argentina hay un grupo de artistas que se llama Criptoarg, es un colectivo de un montón de artistas que hacen muestras y venden obras. 

L: Después están Andrés Reinsinguer, Cynthia Cohen, Frenetik Void, Julián Brangold, Daira, Milton Sanz, Hilen Godoy, The Internet Office, Criptobaby, Clarupan, SRL, Faktor.

Cynthia Cohen

Frenetik Void

¿Qué limitaciones y ventajas creen que tiene el arte digital?

A: El primer punto es que todos pueden cargar una obra y ahí entra en juego qué es una obra de arte y qué no; se puede ver como algo positivo, totalmente democrático. Y el gran avance que permite esta tecnología es que es totalmente transparente, inviolable, inhackeable. Entonces, además de los bienes digitales, mucha gente  decide tokenizar los bienes físicos, por ejemplo una casa o una obra de arte física. Así funciona como un certificado del objeto real. Además, lo podés hacer desde tu casa, a cualquier hora, no hay costos de traer la obra. Cualquier galerista te va a decir que está días luchando con la aduana porque tiene que traer una obra del exterior. 

L: Un beneficio importantísimo es que en la blockchain vos armás un contrato y escribís las reglas; entre las reglas que se usan, el artista que creó la obra siempre recibe un porcentaje en las ventas futuras. Por otro lado, en la época pandémica, permite ver las muestras sin tener que ir a una galería. Y es un gran espacio de sociabilización, porque al entrar te conectas y hablás directamente con los artistas. La gran desventaja es que cada elemento que se sube y mintea (convierte en NFT) produce muchos efectos en relación al medioambiente, porque hay millones de computadoras trabajando y es un enorme gasto de energía. Por eso siempre aconsejo que no conviertan cualquier cosa en NFT, hay que hacerlo con conciencia ambiental. 

¿Llegó para convivir con el arte tradicional?

L: Es la nueva internet, llegó para quedarse. El NFT de arte es una cosa chiquitita en relación a todos los cambios que implica. Por ejemplo, que el día de mañana se pueda comprar una casa con criptomonedas, evitando la intermediación de una escritura. El paradigma cambió completamente. También es entender que cuando se compra arte digital, se está apoyando la creatividad del artista y que él pueda ganar su dinero. Es lo mismo que cuando nació la fotografía, no sólo se usó para el arte, también para identificarnos en un pasaporte. Está creciendo de una manera muy acelerada, pero después va a parar un poco, porque todo el mundo cree que comprás un NFT y te volvés rico y no es así.

A: Hay una frase que dice que todo puede ser arte, pero no todo lo es. Todos podemos tokenizar una imagen, pero de ahí a que seas un artista y que eso sea una obra de arte, hay un trecho.

También leé: TECH CON CATALINA: QUÉ SON Y CÓMO FUNCIONAN LAS CRIPTOMONEDAS

TAGS!

ÚLTIMAS NOTICIAS

PRIDE FASHION: LA NUEVA COLECCIÓN DE CONVERSE DEL ORGULLO!

Por Josefina Martínez Conocé la edición especial de zapatillas y ropa que convoca a representantes LGBTQIA+ locales. En junio, los colores del arcoíris lo tiñen todo...

5 COSAS QUE TENÉS QUE SABER SOBRE EL REGRESO DE ÉLITE!

Por Josefina Martínez Desde hoy podemos disfrutar de lo nuevo del drama teen de Netflix. ¡Enterate todo en Le Banana!  Este viernes 18 de junio se...

CÓSIMA RAMÍREZ, LA HEREDERA DE ÁGATHA RUIZ DE LA PRADA: “LA PATAGONIA ARGENTINA FUE EL MEJOR VIAJE DE MI VIDA”

Por Sole Ainesa En una nueva LB Talk, la hija de la icónica diseñadora le abre las puertas de su mundo creativo a Le Banana. Cósima...

CONOCÉ LA NUEVA COLECCIÓN DE GAFAS SUSTENTABLES DE M.I.A CREADA JUNTO A PARLEY FOR THE OCEANS!

Por Cata Greloni Pierri Ayer, en el día mundial de los océanos, el principal pulmón de la tierra, M.I.A. lanzó la noticia: el lunes próximo...

BUY NOW!