SHOP

RUN THE TRACKS! CHANNEL ORANGE, DE MEJOR A PEOR

ÚLTIMAS NOTICIAS

UGLY CHIC: LA ESTÉTICA DE PRADA SE RECICLA CON BELLA HADID

Por Josefina Martínez El término #uglychic tiene más de 20.2 millones de visualizaciones en TikTok. En parte, gracias a la forma de vestir de una...

LAS 6 CLAVES DEL STREET STYLE DE COPENHAGUE

Por Nina Duque & Erika Gigler The scandi-girls are back! La cita obligada del verano europeo tuvo lugar en Dinamarca. Hablamos de Copenhague Fashion Week,...

RECORREMOS EL HISTORIAL AMOROSO DE TOM CRUISE!

  Este año, Tom Cruise retomó uno de sus personajes más icónicos con “Top Gun: Maverick”. A finales de junio, se informó que la película...

Por Cata Greloni Pierri

A 10 años de su lanzamiento, ordenamos subjetivamente y analizamos el álbum debut conceptual con el que Christopher Edwin Breaux se dio a conocer y conquistó a la industria y al mundo entero. Esta semana, por el décimo aniversario, Frank Ocean estrenó el domingo nuevo material desde su programa radial, Blonded Radio, presentado por Apple Music 1, con dos nuevos episodios ambientados por música de su autoría y charlas interesantes.

Lollapalooza Festival, Chicago, 2012/ The Grosby Group

Para el disco, el artista se cambió el nombre a Frank Ocean y esa nueva identidad lo liberó. Este disco es tan importante por ser vanguardia tanto en sonido, producción y poesía, como también pionero dentro del rap, hip hop y R&B en mostrarse abiertamente queer, escrito desde la perspectiva de un hombre. Sus canciones son interesantes, intrincadas y abiertamente honestas, en un producto final que duele y cura al mismo tiempo. 

Luego de sufrir por un amor no correspondido, Ocean escribe el álbum que cambiaría 180 grados su carrera y que le tardó solo dos semanas en componerlo, durante febrero de 2011, pero que luego grabó sus voces durante nueve meses. Eso habla del compromiso de un artista para crear un disco perfecto. Sin bien el mainstream no lo conocía, el nicho ya estaba cautivo: el disco se convirtió en número 1 en ITunes a la hora de haberse lanzado. 

Channel Orange es un repertorio de canciones totalmente ambiciosas que fusiona elementos del rap, R&B, la música electrónica y el hip-hop, con un sonido exclusivo y una identidad aguda que va a influir, en los próximos 10 años, en múltiples artistas, desde SZA, Beyoncé y Solange, hasta los raperos y traperos españoles y argentinos.

Frank Ocean via teamfrankocean.tumblr.com

15- Pink Matter

Se expone la diferencia entre la anatomía femenina, el deseo y la fantasía de la materia rosa, frente a la materia gris, el cerebro, lo analítico, racional como parte de algo inherente al hombre. Juegan los aspectos femenino y masculino como opuestos y el se pregunta cómo congeniar estos aspectos, en una melodía suave y melódica, antes de que entre Andre 3000, de Outkast, en voz y guitarra, para afirmar su talento con un poco de rap sureño con reverberación, antes del outro de ambos donde sus voces en sintonía hacen magia. 

10- Pyramids

Frank demuestra acá el tamaño de storyteller y músico que es. El riff de sintes que da inicio al primer verso escala y desciende en progresión, tal como la estructura de una pirámide y son esos detalles los que hacen que Ocean sea un genio, y a eso se le suma el solo de guitarra de John Mayer, que aparece en esta obra como colaborador musical, pero sin créditos, sin estrategia publicitaria. Pyramids se divide en dos partes que funcionan como dos canciones unidas y donde el narrador aprovecha para contar dos momentos de la historia. Habla de Cleopatra, una de las mujeres más importantes en la historia, y muestra el pasaje de la gloria a su caída en desgracia, ambientada en un contexto actual como una trabajadora sexual donde ella termina quedándose al cuidado de su hombre, desempleado, en casa. 

Pyramids – Frank Ocean featuring John Mayer from JohnMayerSolos on Vimeo.

7- Super Rich Kids

Los acordes de piano que caen como una plomada al mismo tiempo que los ritmos bajos, para agregarle dramatismo a las palabras de Frank, que habla de niños ricos en una burbuja de falsedades, abuso de drogas y falta de atención por parte de sus padres, que se enlaza con la temática de “Sweet Life”. La película Traffic, de Steven Soderbergh, inspiró la canción en la que colabora Earl Sweatshirt, su amigo del colectivo Odd Future, de donde salieron Tyler The Creator y The Internet, entre otros, y también aparece en los créditos de la peli de Sofía Coppola, The Bling Ring, por sugerencia de Kanye West. En esta pieza increíble, el personaje que Frank crea pasa de ser socialmente visto desde afuera como en lo alto de un techo: uno económico, de idealización y felicidad, mientras por dentro expone sus vacíos y miserias, y cae en picada a lo largo de la canción, literalmente, con los recursos musicales justos.

2- Thinking About You

Esta primera canción del disco, que inicialmente fue escrita para la cantante Bridget Kelly, y marca la pauta nostálgica del álbum. Las memorias con su primer amor lo mantienen vivo y confiesa por qué él fue tan importante, por haberlo hecho descubrir e identificar su homosexualidad. La canción se sostiene sobre una anterior, de los años 70, del padre de uno de los Strokes, Albert Hammond “It doesn’t rain in California” y es una belleza para abrir uno de los mejores discos de los últimos 10 años. 

14- Bad Religion

Frank le confiesa sus penas del amor no correspondido de un hombre y sus pecados al taxista que lo lleva por la ciudad, en clave psicólogo, bajo un manto de sonidos eclesiásticos y la inspiración de Prince en la manera de cantar. En sus barras se dilucida cómo Ocean intenta mostrar el diálogo entre los dos personajes, los prejuicios de cada uno y cómo el pasajero intenta encontrar la redención de su corazón y alejar los pensamientos suicidas. 

11- Lost

Drogas, drogas y más drogas mezclado con relaciones amorosas turbulentas. El narrador es un traficante que usa a su novia como mula y se pierde en la intensidad del estilo de vida del jet set. El dinero que viene de ese mundo, los lujos y viajes, pero por llevar una vida como dealer en un ritmo que quiere, pero no puede parar, todo bajo un sonido indolente, parecido al de Sweet Life

5- Sweet Life

Con refes a Matrix y la idea de mantener una vida aparentemente feliz en la costa oeste a cualquier costo, Frank nos trae un “paraíso doméstico” y domesticado a través de medicación y riqueza. Explora la idea de cómo el dinero puede adormecer la realidad exterior y pregunta irónicamente “¿por qué ver el mundo si tenés la playa?” desafiando a aquellos que viven en un mundo escapista, con beats suaves y una vibe de canción feliz y fácil de digerir. 

4- Sierra Leone

Una línea cantada y otra línea declamada retrata la historia de dos amantes, comparando a la ciudad de Denver con un país de África conocido por sus diamantes que representa el nacimiento y el interior del cuerpo femenino, parecido a la temática de “Pink Matter”, porque en la discografía de F.O no hay puntada sin hilo y todo se interrelaciona bajo un R&B espacial con beats aletargados de fondo. 

16- Forrest Gump 

Con la reciente revelación sobre su relación con un hombre, muchas personas esperaban que Ocean compartiera más detalles personales sobre su vida en su este nuevo álbum. Lo único que aporta sobre eso en esta canción es la idea de ponerse a sí mismo en el lugar de Jenny en la película de 1994, Forrest Gump, observando los logros de su amante. Aunque no está dirigida a nadie en particular, parece estar dedicada al amor de ese año en el que Ocean se enamoró por primera vez.  

13- Monks

Como preludio a “Bad Religion”, Ocean imagina un lugar con monjes y hace una analogía de su vida artística con un lugar de retiro espiritual. Imagina monjes de pogo, el Dalai Lama como rockstar en búsqueda de una oportunidad de iluminación por los crímenes cometidos, una vida de drogas y secuestros, de relaciones poco sanas, en las que se confesará en la próxima canción del disco. 

8- Pilot Jones

Tener un jones o to jonesing something es desear algo de manera intensa o un demonio. Es un término que usan principalmente los adictos para referirse a la droga.“Teníamos un montón de cosas en común, ahora lo único que compartimos es la heladera”, comienza recitando el artista. La señorita Jones es la dependencia al amor de Ocean, una “mujer adulta” que entra en su casa todas las noches, arrastrándolo de vuelta a la agonía por su relación apasionada. 

6- Not Just Money (skit)

La que se escucha renerando no es la madre del artista, sino, Rosie Watson, la mamá de un amigo que la grabó y también aparece en el monólogo de “Be Yourself”, en el siguiente álbum, Blonde. En el disco, la canción anterior es “Sweet Life”, que habla del polo opuesto, de la extrema riqueza y perder contacto con la realidad, a este interludio de Rosie, hablando del dinero como sinónimo de la felicidad. No es sólo dinero sino lo que se puede hacer con él, entonces acá expone las contradicciones y sentimientos de cada clase social estadounidense. 

3- Fertilizer (skit)

Más cambios de canal en el televisor de Frank Ocean y aparece un fragmento de la canción “Fertilizer” de James Fauntleroy en clave jingle publicitaria. En este breve interludio que se abre hacia los temas más oscuros del álbum, Ocean le ruega a su amor que no lo trate como una mierda. Pero el dolor en su voz y la risa trágica nos dicen que no estaría teniendo mucha suerte. 

9- Crack Rock

Ocean es abiertamente crítico y en contra del crack en este track confesional en donde le habla a su amigo y relata el efecto del paco sobre su vida, donde “prendía ricas en casas de cristal”, frágiles y abandonadas, y cómo todo se transforma en pedazos. 

12- White (skit)

Otro solo de John Mayer y su guitarra, que funciona como pasaje del cuerpo de obra de Channel Orange. Frank está ausente en este interludio que tiene el sonido del R&B que se escuchó en los próximos 10 años a su lanzamiento. 

17- End 

Con una muestra de su canción, “Voodoo”, Ocean pone cierta distancia entre la realidad y sus historias de amor, drogas y sexo con este interludio que cierra el álbum. Finalmente, se lo escucha apagar su auto y caminar en silencio, en una coda apropiada para un álbum cinematográfico y apasionado. 

1- Start (skit)

Este interludio es el que abre el disco y muestra los múltiples recursos que se van a usar como transición entre canciones y climas del disco. Empieza como una memoria, el sonido de una tv analógica que cambia de canales y se escucha una Sony Playstation, con la música de Street Fighter

También leé: LB MUSIC: BLONDE, DE MEJOR A PEOR

Créditos portada: Terry Richardson via teamfrankocean.tumblr.com

TAGS!

ÚLTIMAS NOTICIAS

UGLY CHIC: LA ESTÉTICA DE PRADA SE RECICLA CON BELLA HADID

Por Josefina Martínez El término #uglychic tiene más de 20.2 millones de visualizaciones en TikTok. En parte, gracias a la forma de vestir de una...

LAS 6 CLAVES DEL STREET STYLE DE COPENHAGUE

Por Nina Duque & Erika Gigler The scandi-girls are back! La cita obligada del verano europeo tuvo lugar en Dinamarca. Hablamos de Copenhague Fashion Week,...

RECORREMOS EL HISTORIAL AMOROSO DE TOM CRUISE!

  Este año, Tom Cruise retomó uno de sus personajes más icónicos con “Top Gun: Maverick”. A finales de junio, se informó que la película...

DE LIZZO A DUA LIPA, ¿CÓMO SE ESTÁ LLEVANDO EL BARBIECORE?

  Conocida como Barbiecore, la tendencia de vestir rosa de pies a cabeza está influenciada por la próxima película de Barbie de Greta Gerwig. Vestidos,...

BUY NOW!