STYLE

Trend Alert: Wrap Skirts, la falda que te envuelve

05 Junio 2018

Por Cata Greloni Pierri

El street style y los desfiles de Resort 19 dictaminaron la nueva tendencia: las wrap skirts o faldas envolventes están dominando las tiendas alrededor del mundo y llegarán a la Argentina la próxima temporada. En Le Banana te contamos cómo usarlas y qué marcas las tienen entre sus percheros. 

El verano siempre llega con expectativas de cambios y renovación de placard. Las temperaturas altas se traducen en shorts, sandalias, faldas y vestidos y, al querer innovar en los outfits, se buscan nuevos aliados. Los desfiles Crucero terminaron y dejaron una clara imporonta de las faldas mini y midi en colores sobrios, pero también en tonalidades vibrantes. Entonces, ¿cuál fue el punto en común? La mayoría de las marcas mostró su nueva versión de falda. Una actualización del vestido que coronó la diseñadora estadounidense Diane Von Furstenberg: el wrap dress, traducido en falda.

Casi como un delantal, la prenda envolvente en cuestión rodea la cintura y se ata o abotona al frente o al costado, proyectando una silueta depurada, casual y sencilla.

Para esta temporada de Resort, los canadienses de Dsquared2 la pensaron como minifalda, con cintas que rezan el nombre de la marca y drapeados laterales. Pier Paolo Piccioli, de Valentino, se inspiró en los setenta y su versión de mini fue un viaje al pasado. No obstante, Prada también optó por este largo modular, pero lo hizo en cuero y con cintos anchos o volados. Otra traducción más moderna fue la de Ghesquiere en Louis Vuitton, que  también eligió la minifalda, pero en textiles más livianos, de camisería y sastrería y de silueta redondeada.

La directora creativa británica de Givenchy eligió otra forma y largo de wrap skirt. Claire Wraight Keller acusó un modelo negro de lana fría, por debajo de la rodilla con un suave evasée, que contrastó con prendas superiores brillosas en cuero y botas largas arrugadas que no dejaron un centímetro de piel a la vista. Una estética más invernal, ideal para imitar, que la construida por Jil Sander, en algodón rayado y con abotonadura sobre el lateral.   

Las chances son casi infinitas. Se pueden llevar estampadas, bordadas, plisadas y en combinación de textiles, asimétricas, largas o cortas. Muy fáciles de combinar, también son muy amables para que cualquier generación las lleve y las adapte a su estilo de vida y trabajo, ya sea con una camisa y zapatos con taco o con una t-shirt y zapatillas.

¡We love it!

comentarios