STYLE

Timothée Chalamet, el centennial que acapara todas las miradas

24 Octubre 2019

Por Josefina Martínez

Mientras dice que se tomará un break de la actuación, el actor de “Call me by your name” y “Ladybird” deslumbra con sus declaraciones de moda. Descubrí en Le Banana por qué es el ícono fashion que está en boca de todos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Vogue Italia (@vogueitalia) el

El chico del momento se llama Timothée Chalamet, tiene 23 años, un metro ochenta de elegancia effortless y una colección de memorables alfombras rojas. Flirteando entre la formalidad y las excentricidades, se resume en riesgo y acierto y una lista de infalibles para posar ante los flashes: Haider Ackermann, Alexander McQueen, Louis Vuitton, Gucci y Off White. Anticipándonos al estreno de The King y Mujercitas, analizamos las claves de su estilo.

Sastrería Centennial

El entalle en lugar correcto y el arremangado donde se lo necesita. El actor nominado al Oscar a los 21 años es un embajador de la sastrería posmoderna, esa de línea impecable que se lleva relajado. Tonos shocking, géneros discutibles como terciopelo y cuero, estampas pictóricas, bordados y calado láser, prueba todas las versiones y les imprime despreocupación y rebeldía. Remata con ugly sneakers o abotinados acordonados, y si son las combat boots de Louis Vuitton, aún mejor.

Monochrome, anyone?

En variantes de traje con blazer, camisa o chaqueta, suele hacer apariciones en conjuntos monocromáticos de lo más estridentes y peligrosos. El total look se desarma cuando la vista llega al calzado, siempre a contratono, subversión oportuna que cierra la propuesta como vanguardista, chic y actual.

Dressed to impress

El traje con top de satén de Haider Ackermann fue el más comentado del Festival de Venecia, donde posó junto a su chica Lily Rose Depp, otra mimada del cine y la moda con la que conforman un dúo poderoso. O como dijo Vogue -sin disimular admiración en sus líneas-, son “las dos personas de habla francesa con algunas de las estructuras óseas más delicadas e impecables que existen”. Al margen de los atributos beauty, un diseño ultramoderno, elegante y de una delicadeza que invita a desdibujar géneros.

Smells Like Teen Spirit

Timothée sabe cómo tomarse licencias para lucir como un digno hijo de los 90. El espíritu grunge que emanan algunas de sus elecciones son acompañadas por la naturalidad de siempre y cierto aire de sofisticación, mientras juega con las texturas y proporciones. Buzos oversize, pantalones enrollados y estampas con tartanes, en su versión más juvenil. En estos casos, una cadenita o un par de pulseras no vienen nada mal para accesorizar.

A brillar, mi amor

Un total black silencioso, hasta que llegamos a la parte de los fulgores. Esta estrategia le valió dos de sus atuendos más memorables. Por un lado, un hoodie de lentejuelas de alta costura que, según Vogue “tardó más de 30 horas en fabricarse y fue bordado con 3,000 cristales de Swarovski y 15,000 lentejuelas”. Por el otro, se sumó a la tendencia del arnés y redobló la apuesta con uno enteramente bordado, diseñado especialmente por Virgil Abloh.

También lee: 5 MOTIVOS PARA CONOCER A VIRGIL ABLOH, EL NUEVO DISEÑADOR DE LOUIS VUITTON HOMME

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de @virgilabloh el

Tie & Dye

Si el que no arriesga no gana, ya lo dijimos: él es un tomador de riesgos serial. El mono teñido a mano de SR Studio -la marca del artista Sterling Ruby, el prolífico colaborador de Raf Simons- fue otra jugada inesperada con final feliz. Con las llamadas botas terapeuta, se plantó con el conjunto vanguardista, como sacado directamente de la pasarela. El detalle del brillo en los labios es otro sí absoluto y un código genderless más por parte del actor. Dan ganas de ver más hombres animándose al maquillaje.

También te puede interesar: https://lebanana.com/nota/encantador-genderless-ezra-miller-el-nuevo-cover-boy-de-playboy/1105



comentarios