STYLE

Stefano In Trouble Part IV: El papelón de Dolce & Gabbana en China

23 Noviembre 2018

Por Cata Greloni Pierri

La firma italiana vivió el mayor escándalo de la moda esta semana luego de publicar una serie de videos publicitarios en las redes sociales de tinte racista. 

Dolce & Gabanna canceló el desfile que tenía planeado para este miércoles en Shanghai tras recibir acusaciones de racismo. Pero no es que la marca haya cancelado el show, sino que sus modelos, agentes, representantes asiáticos y attendees, TODOS se dieron de baja tras el escándalo por una serie de tres videos titulados "Aprendiendo a comer con palillos" y que contenía fuertes estereotipos chinos y se burlaba de su cultura.

“Pedimos disculpas por las molestias ocasionadas, pero THE GREAT SHOW se pospone por algunas razones”, comentó la empresa desde la red social Weibo, el Facebook asiático. Uno de los videos publicado en Instagram de D&G mostraba a una modelo intentando comer pizza y pasta con palitos chinos, mientras una voz oriental le daba indicaciones de cómo usar los chopsticks y rápidamente los usuarios y prensa salieron a matar a la etiqueta italiana.

La cosa se puso peor y furiosa cuando la famosa cuenta Diet Prada publicó los prints de pantalla de una discusión privada en Instagram con Stefano Gabbana, en la cual el diseñador usa emojis para describir a China como "un país de mierda", para luego anunciar desde las redes que tanto la cuenta de la firma como del creador habían sido hackeadas.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Diet Prada ™ (@diet_prada) el

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Diet Prada ™ (@diet_prada) el

Luego se disculparon, ya que la marca italiana tiene 25 locales en ciudades chinas y su mercado representa un tercio del mercado global. "Lamentamos los inconvenientes causados por estas publicaciones no autorizadas. Sólo tenemos respeto por China y el pueblo chino", escribieron desde Twitter.

Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Varias celebrities chinas que iban a asistir al desfile fueron anunciando públicamente que no irían al show espectáculo y desde las redes sociales, muchos usuarios tiraron en vivo sus ropas y perfumes a la basura.

Ver esta publicación en Instagram

People are getting titillated over the latest and perhaps grandest of Dolce & Gabbana/ Stefano Gabbana mega gaffes resulting in a cancelled show in Shanghai (one that reportedly cost 200 million RMB), countless models and celebrities boycotting attendance either out of fear, fake outrage or both, and basically a monumental waste of resources, effort and money The outrage here isn’t over the eyerollingly trite racism as displayed in the D&G promo videos depicting a model eating spaghetti with chopsticks. It’s so dumb I can’t even be bothered to expend energy on expressing anger towards it But rather this is yet another example of a misguided diva creative director in the upper echelons of the industry throwing his weight around and vomiting over social media in a reckless manner that impacts on a billion dollar company with thousands of employees as well as umpteen parts of the industry that would have been flown into Shanghai for what was supposed to be a media/celebrity fuelled extravaganza It makes a total mockery of an industry that is by and large full of hard working people that don’t grab headlines but are just making a living doing what they love It gives fuel to people who already think fashion is full of laughable airs and graces, and contributes little to society at large There are people of a certain generation in fashion that look down upon the moral finger wagging that they think is a malaise of our current times but back in the “good old days” of indulgent tantrums, it was also an industry largely talking amongst itself The fashion world has grown exponentially in size and economic rewards and so is rightly under increased scrutiny. If you want a bigger slice of the profit pie, then buck up and listen to the people. Heed the social media outcry or face sinking to irrelevance The fact of the matter is this won’t be the last in the line of botched up bad PR cover-ups (“hacked social media accounts” indeed) and neither is Stefano Gabbana the only tone deaf individual knocking around the upper ranks. Question is when will the industry truly grow up and be AWAKE, instead of simply putting on a front of marketing-obtained wokeness

Una publicación compartida por Susie Lau (@susiebubble) el

Ver esta publicación en Instagram

To @dolcegabbana and @stefanogabbana

Una publicación compartida por Estelle Chen ?? (@chen_estelle) el

Cuando no hay respeto por las culturas, países y usuarios, las marcas pasan un nivel que por más admiración y fama que se les tenga, despiertas un rechazo y desinterés que, en un plumazo, las puede hacer desaparecer.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Dolce & Gabbana (@dolcegabbana) el

Por el momento, -y como se dice en las redes- D&G is cancelled.

comentarios