STYLE

Romina Cardillo, la diseñadora argentina finalista de LVMH Prize!

27 Febrero 2020

Por Josefina Martínez

Para Vogue es The Next Green Talent, para nosotros, embajadora argentina en el mundo. Fichada por el conglomerado de lujo más importante, Romina Cardillo es una de las 20 finalistas de LVMH Prize. Mientras presenta su colección al grupo en el marco de la Semana de la Moda de París y prepara su desfile en Buenos Aires, la fundadora de Nous Etudions conversó con Le Banana sobre la sustentabilidad, el diseño y el prestigioso concurso.

También leé: DESIGNERS BA: EL VERANO 2020 CON SELLO DE AUTOR

¿Cómo vivís esta primera instancia?

Me convocaron dentro de lo que ellos llaman la short list, así que me presento primero con los expertos, que es el jurado que va a elegir a los ocho finalistas en junio. No quiero decir "ya es como haber ganado", pero para mí es muchísimo. Primero porque nunca hubo un latinoamericano en el premio, o sea que también esa fue una sorpresa. Está bueno que por fin se esté tomando en cuenta nuestro talento y la elección pueda ser mucho más diversa. Me gusta esta idea de ser la primera, pero no para quedar solamente en eso, sino para marcar un precedente, una de las muchas más que vendrán.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de LVMHPrize (@lvmhprize) el

Esos tres días son una gran vidriera.

Si, porque los expertos son editores de moda, de revistas y estilistas que respeto muchísimo. Y bueno, Anna Wintour y todos los que ya sabemos. También te abre las puertas a que te conozcan directores creativos de otras marcas y empezar a vender a tiendas muy importantes como Dover Street Market. Es un showroom que te da la oportunidad de que te vean todos los buyers y vender tu colección. Para un diseñador de Latinoamérica, hace una gran diferencia. Además, me tocó compartir el espacio con diseñadores muy talentosos como Peter Do, el ex asistente de Céline. No es solo una gran oportunidad para los que salieron ganadores como Jacquemus, sino también para semifinalistas o finalistas se les dieron oportunidades muy grandes. 

¿Qué papel juega la sustentabilidad en LVMH Prize?

La edición anterior ya perseguía ese objetivo, todos los diseñadores tenían que tener alguna propuesta sustentable. Ahora hay varios que trabajan con biotextiles, otros con materiales reciclados, digamos que no soy la única. Desde que el grupo compró Stella Mc Cartney está siguiendo ese camino, al que todos nos debemos comprometer, porque si no, no nos queda mucho.

Podés leer: FENTY, LA NUEVA FIRMA DE LUJO DE RIHANNA Y LVMH

En varias entrevistas mencionas a Stella Mc Cartney ¿Qué otros diseñadores o marcas tenés como referente?

Stella es mi referente como empresaria, representa lo que me gustaría ser el día de mañana cuando tenga mi empresa. Es mucho más comercial a nivel producto de lo que yo propongo, pero me gusta la filosofía empresarial que logró. Después obviamente marcas de autor como Comme Des Garcons, Chalayan, Yohji Yamamoto y Martin Margiela cuando estaba él, no lo actual con John Galliano. Me gustan mucho los orientales, los que son más experimentales. Vivienne Westwood también, es otra que admiro, tanto en diseño como por toda la rebeldía, el mensaje y el camino sustentable que trazó. 

¿Y argentinos?

De acá me gusta mucho Köstume, yo siempre la valoro, primero porque subsiste y sigue estando, cuando mantener un negocio en Argentina es todo un desafío. Otra de las marcas, que ahora me involucra a mí, es Trosman. Entré como diseñadora, esta es la segunda temporada, y obviamente desde que comencé no trabajamos más con pieles de animales, perseguimos la sustentabilidad. Otras de mis favoritas son Vanesa Krongold, Black Mamba y Lucía Chaín, que es una diseñadora que por ahí no tiene tanto reconocimiento acá, pero es invitada por Mercedes Benz a presentar sus colecciones a otros países y vende en Japón.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de trosman (@trosman_oficial) el

¿Con qué marcas te vestís?

¡Soy bastante austera vistiéndome! Me armo tres o cuatro camisas que me gustan y tres o cuatro pantalones por temporada, no varío tanto mis vestuarios. Obviamente me visto con marcas que tienen la filosofía y el menor impacto ambiental. Trosman, Kostume, Boerr Yarde Buller que hace tejidos artesanales. Siendo diseñadora, consumía y consumo diseño, pero soy bastante particular. Soy muy experimental y me encanta hacer cosas fuera de lo común cuando diseño, pero cuando me visto, creo que es tanto el proceso creativo que llevo en la cabeza que lo simplifico mucho. Me gusta mucho el oversized, porque te permite moverte y no estar pensando mucho en el cuerpo en sí.

Además de oversized, tu ropa es genderless.

Sí, yo siempre lo pensé así, desde mis marcas nunca diseñé para un género. Nunca estuve pensando en quién o cómo, si es bueno para un hombre o una mujer. Por eso mi ropa la usan hombres, mujeres, los que quieran. No pienso en quién se lo va a poner, pienso a quién le va a gustar.

El concurso LVMH te da más visibilidad internacional. ¿Qué puertas sentís que te abre?

Como expectativa del concurso, que me conozca más gente de la industria y que puedan apostar a mi negocio. Pero creo que todo eso viene solo. Mi paso ahora más grande es presentar la colección en París y que guste. Y si no gusta, por lo menos que me guste a mí y me sienta feliz con el resultado. Yo ya vendo en Net a porter y en Yoox desde hace dos temporadas. Pero obviamente, cuantos más canales mejor. Dover Street Market es una de las tiendas que más me gusta, por la estructura, lo que hacen alrededor de los diseñadores y por la cadena importante que es, sacando que es de Rei Kawakubo. Me importa sentar este precedente para Latinoamérica, ¡para Argentina sobretodo! Porque falta visibilizar nuestro talento, que podemos, aunque estemos acá, tan abajo, y que la economía no ayude. Nosotros somos remadores natos y podemos contra todo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de LVMHPrize (@lvmhprize) el




comentarios