STYLE

MCQUEEN, EL DOCUMENTAL FASHION DEL GIGANTE

15 Noviembre 2018

“Todos estamos interesados en el genio. Es una palabra sobre utilizada, pero en el caso de Alexander McQueen, es verdad”, le dijo a la prensa el director Ian Bonhôte, uno de los creadores del documental del diseñador británico, junto a su colega Peter Ettedguia. Luego de la presentación oficial en Tribeca y cines selectos de Europa en junio, el Madrid Fashion Film Festival lo acaba de tener entre sus protagonistas. Desde principios de mes, el film biográfico de la vida del diseñador ya se puede ver en esta parte del globo, a través de Amazon Prime, la plataforma que le compite ferozmente a Netflix.

Alexander McQueen es uno de esos referentes del diseño de moda del tipo leyenda, y un film sobre su vida trae mucho ruido y expectativa, sobretodo después de la muestra récord del MET, Savage Beauty, que inmortalizó en 2011 a los accesorios y diseños góticos, naturistas y románticos, entre las paredes del famosos museo de Nueva York.

La historia cuenta el ascenso y abrupto final de Lee Alexander, hijo de un taxista del Este de Londres que se inicia en una sastrería de barrio, luego estudia en Central Saint Martins donde la editora Isabella Blow -otro personaje perturbado, soul mate del diseñador- lo descubre como “el nuevo Yves Saint Laurent”, y da el gran salto como Director Creativo de Givenchy, ocupando el lugar que John Galliano dejó por comandar Dior, y con lo que solventó su marca propia.

El documental recopila archivos, grabaciones caseras de momentos creativos y de ocio -algunas donde él mismo juega con la cámara-, testimonios de su madre, hermana y sobrino; miembros del equipo y testigos del día a día. También hay filmaciones de sus shows, porque "si quieres conocerme, mirá mi trabajo", decía él, ya que sobre la pasarela es que sucedía la magia.

Su personalidad conflictuada y oscuridades íntimas sentaron las bases de cada colección y decantaron en creaciones espectaculares, logrando que nadie le fuera indiferente a su métier. “No quiero que te vayas sintiendo que acabas de tener el almuerzo del domingo. Quiero que te vayas sintiéndote rechazado, o eufórico. Mientras sea una emoción...”, solía decir.

"Dame tiempo y te daré una revolución" prometió, aunque surge la pregunta de cuánto más grande podría haber sido su legado. A su vez, queda una puerta abierta: Sarah Burton -su ex compañera de trabajo y diseñadora a cargo de la marca-, no es Alexander McQueen, el inadaptado y vulgar anarquista que cosía insultos en el interior de los sacos del Príncipe Carlos cuando era aprendiz en Saville Row. Hoy, Burton, trece años después, continúa dentro de la firma y viste a fashionistas y personalidades como la duquesa de Cambridge. Si bien supo cómo continuar con el legado del genio absoluto, se sabe que es un puesto muy difícil de llenar.

Enjoy. 

comentarios