MUSIC

Los 10 discos del año según Le Banana

17 Diciembre 2019

Por Cata Greloni Pierri

10- Harry Styles - Fine Line

El último disco de estudio en incorporarse a esta lista. El artista británico que visitará a la Argentina en octubre 2020 sacó un disco entre EDM festivo, funky y bien distinto al primero del ex One Direction donde toma el lugar de crooner con melodías pegadizas como la de “Watermelon Sugar”. La canción que abre el disco, “Golden”, alegre y millennial, parece como si Fleetwood Mac y Elton John hubiesen tenido un hijo, pero desde las letras, la mega estrella pop expresa su soledad donde dice “No quiero estar solo”. En 12 canciones, a Harry lo invade la nostalgia de una separación y, a través del disco, se abre de la manera más cruda, se arrepiente de haber terminado una historia y asegura nunca más volver al mismo lugar donde le rompieron el corazón.  

9- J Balvin y Bad Bunny - Oasis

En un álbum colaborativo, los nuevos reyes del reggaetón mundial nos dan la bienvenida al Oasis y ponen a cantar a todo el mundo en español. Siempre papi, el colombiano de 34 años y Bad Bunny marcan el pulso del cambio de década con canciones como "Yo Le Llego" donde hacen referencias geográficas a su público latino y tiran beef con sus joyas caras y prendas de diseño. También construyen un puente con nuestro país y otra generación musical en “Un Peso”, el tema que interpretan junto a Marciano Cantero, el célebre cantante de Los Enanitos Verdes. Hay canciones que suenan más al Conejo Malo, como las baladas “Odio y "La Canción", y otras más bailables y del estilo del Niño´e Medellín, como por ejemplo “Qué Petendes y “Cuidao por Ahí. En ocho canciones, la unión del reggaetón hacen a la fuerza transformando el sonido de moda global. 

8- Taylor Swift - Lover 

En un álbum brillante y divertido con gran honestidad intelectual y emocional, Taylor se despacha en contra de enemigos patriarcales como Kanye West y Scooter Braun, quien ahora es dueño de toda su discografía previa. Entonces, Lover se convierte en una oda a la libertad, donde habla de su novio, su madre, del amor, en 18 canciones llenas de raíces country, pero también con ritmos de sintetizadores y sonidos con reverb. "Lover" explota de azúcar con violines, bodas de ensueño y frases como Forever and ever. A sus 30 años, Swift encuentra su voz y, cuando baja un poco el empalago, acierta en canciones como "The Man", que suenan más a artistas como HAIM y donde señala de manera irónica a playboys como Leo Di Caprio como el colmo del privilegio machista, que sale con chicas siempre menores de 25 años, y es el macho alfa de las miradas. No te preocupes Taylor, vos sos THE WOMAN.  

7- Cazzu - Error 93 

A Julieta Cazzuchelli le clavan el visto a las 00:00 y pide resetear una relación en clave reggaetón, pero en breve pasa de lamentarse a mandar a todos al diablo desde la pista de baile. Cazzu pasa del trap al dembow sin chistar y sale ganando con frases directas como En tu cuerpo, papi, quiero hacer un rally, o Puta pero no tarada / Debería ser abogada / No se me escapa ninguna jugada. Pero también gana en profundidad con baladas tristes como  “Mentiste” o  Fuego. Nuestras preferidas: la canción y el video de “Nada”, junto a Rianno, Rauw y Dalex, o “Al Revés”, con su frase “está to´ Gucci, está to´ claro”, donde profesa reggaetón hasta por la mañana, la reina de lo´fin de semana. No hay ninguna sospecha de quién comanda en la Argentina los nuevos ritmos urbanos y quién es la Jefa de la noche

6- Ariana Grande - thank u, next

Cada paso que da Ariana Grande es uno fuerte, seguro y que duplica la energía de los anteriores. El disco se dio a conocer con su primer corte, “Thank U, Next”, que fue el primer tema suyo en alcanzar el primer puesto en los Hot 100 de Billboard. Después del golpe emocional que supuso la muerte de su ex novio Mac Miller, la artista logra en este quinto disco hacerse cargo de su libido creativa y mostrarse a la vez vulnerable, aún cuando no le importen las críticas. Entonces puede pasar de ser dulce e inocente (en “imagine”, o “needy”) a arrogante y bravucona, con temas más pop y potentes como “bad idea” y “7 rings”.  

5- Fka Twigs - Magdalene

Luego de tres años de silencio y seis tumores extirpados de su útero, FKA regresa con una joya brillante en medio de la oscuridad. Tahliah Debrett Barnet se expone, reconstruye historias de amores pasados y nos trae lo mejor del mundo audiovisual, como en “Cellophane, y de su registro vocal en canciones íntimas que aseguran la piel de gallina. En “sad day” suena como una joven Kate Bush, en un tema editado por algunos de los productores más brillantes como Nicolas Jaar, Skrillex y Cashmere Cat, pero también puede conmover desde el sonido actual del trap, en un feat. con Future, en Holy Terrain. FKA evoca todas las asociaciones católicas posibles para hablar de desamor a corazón abierto donde sus videos, conceptuales y artìsticos, son tan conmovedores como sus canciones. Sin dudas, el disco más brillante, vulnerable y sensible de la lista.

4- Lana del Rey - Norman Fucking Rockwell

Lana Del Rey regresó a los charts con su quinto disco de estudio que potenció todo su estilo. Con letras nostálgicas y esa típica forma de cantar, entre cansina y melancólica, atraviesa batallas emocionales en clave psic-rock y baladas de piano. Lana desnuda su alma en cada letra y melodía para encontrar la mejor versión de sí misma, en canciones como “The Greatest”, en una sintonía fina y melancólica estadounidense donde dice LA está en llamas‚ está haciendo calor; Kanye West está rubio e ido, sintetizando la idea de un Estados Unidos destruido, sin posibilidad de recuperación. En Le Banana ya estamos ansiosas de escuchar en vivo la canción infinita “Venice Bitch, de nueve minutos de duración, en el Lolla Argentina 2020

3- Solange - When I Get Home 

Los mejores discos de este último lustro son femeninos y la menor de las Knowles comanda esa lista con su producción anterior, A Seat At A Table y ahora, con 19 composiciones en forma de canciones, interludios y pasajes deformes que se funden en un todo salvaje, magnético y creativo con tintes de jazz, blues y R&B que hipnotizaron hasta a Jimmy Fallon. En “Almeda”, con un feat. de Playboi CArti, nos dice que no hagamos nada sin intención, y Binz” y My Skin My Logo”, con Gucci Mane y Tyler The Creator, son algunas de las joyas de este disco, en tempos completamente distintos pero igual de atractivos que muestran la amplitud artística de la hermana menor de Beyoncé. Si ahora Solange puede ver materializarse las cosas que imaginó hace un tiempo, como canta en su tema de apertura, estamos frente a una artista en plena realización que nos depara muchas más producciones tan ricas como complejas. 

2- Billie Eillish - When We All Asleep, Where Do We Go? 

Billie grabó su primer primer álbum en la casa de su familia, en Los Ángeles, con su hermano productor Finneas. Oscurito, provocador y con sonidos que van del pop al trap sin escalas, también incluye una canción casi a capella con ukelele. La adolescente de 18 años tiene a los rockeros Thom Yorke (Radiohead) y Dave Grohl hipnotizados. Y sí, ya que Eilish representa la contracara de las chicas pop, usando ropa ultra grande, hablando de adicciones al Xanax y de seducir a los padres, con su voz dulce, por momentos sedosa y quebradiza.

1- Tyler The Creator - IGOR

A Tyler le rompieron el corazón una vez más y saca toda la furia para afuera desde su álter ego, IGOR. Como dijo antes de la salida del disco que más expectativa generó en 2019: “No esperen otro álbum de rap...Tírense de cabeza...No salteen canciones. Vayan del principio al fin. Sin distracciones”. Es que para entender todas las emociones -el enamoramiento como un terremoto, el despecho, el duelo y la tristeza- que vive Igor en este disco hay que ir de pé a pá. “I THINK”, con feat. de Solange, es una de las joyitas del disco, con un breve cameo de Kendall Jenner en el videoclip, en el minuto 1:29. En “NEW MAGIC WAND”, Tyler ya está enojado y quiere eliminar al ex con su varita mágica de Photoshop, para después hacerse la víctima en “PUPPET” y recuperarse en “I DON´T LOVE YOU ANYMORE”. El cierre del disco deja un final abierto: ¿Tyler realmente superó el desamor en “ARE WE STILL FRIENDS” o quiere volver a intentarlo? Ah, las vueltas del amor... 

 

 





comentarios