MUSIC

Lolla Lovers Part II: Goodbye Chicago, kisses!

07 Agosto 2018

Lollapalooza concluyó el fin de semana la décimo cuarta edición del festival con cientos de artistas que convocaron a más de 400.000 personas en cuatro jornadas a puro rock, pop, hip hop y mucho más; ¡conocé en Le Banana todos detalles del cierre del evento más importante de la Ciudad de los Vientos!


El público teen y millennial dominaron el campo del Giant Park durante los cuatro días del festival e impusieron sus gustos musicales: mucho hip hop, trap, indie rock, pop femenino y dance, en combinación de luces y fuegos artificiales instagrameables. Con entradas sold out, los festivaleros ansiaban ver a Dua Lipa, The Weekend, Kali Uchis y The Weekend, entre muchos otros como Vampire Weekend, Logic y Carly Rae Jepsen.

El primer día del fin de semana, Kali Uchis subió al escenario con un traje estilo Versace a presentar su álbum debut, Isolation. Con varios problemas técnicos que tuvieron que ver con los fuertes vientos de Chicago, la cantante mitad colombiana, mitad estadounidense salvó la segunda mitad de su set con mucho baile, carisma y su característica voz, sensual pero potente. Tocó la mayoría de sus temas, hoy convertidos en hits: desde "Miami", el dúo que comparte con Tyler The Creator, "After The Storm" y "Tyrant", en inglés -y sin Jorja Smith- y las baladas R&B "In My Dreams" y Loner, para terminar bien arriba con "Riddin Round", que mezcla elementos del soul, R&B y reggae.  

Una publicación compartida por ÚCHIS???????????? (@kaliuchis) el

El rapero Logic, St. Vincent y Zedd levantaron la manija del sábado desde los escenarios de Grant Park, Bud Light y Perry's, como también lo hicieron la australiana Tash Sultana, los rockeros galeses de Catfish and the Bottlemen y los colombianos de Bomba Estéreo, aportando un poco más de sabor latinoamericano.

Antes de que cayera la noche, Annie Erin Clark aportó la cuota más rockera de la tercera jornada. Con un cambio de guitarras en cada canción y un poder de performance único, St. Vincent encantó a los festivaleros con canciones como "New York", "Masseduction", "Cheerleader" y "Los Ageless". Además de tener una voz memorable y tocar la guitarra como una diosa, Annie Clark es de las mejores vestidas en cualquier escenario: para Chicago, y en combinación con su bajista y músicos vestidos de overall nude, la cantante de 35 años, combinó su guitarra con vestido y guantes.

Abel Tesfaye redobló la puesta visual que trajo el año pasado al Hipódromo de San Isidro con una cabeza y mano inflable enorme sobre el escenario y banda en vivo, en una noche de gran convocatoria. El cantante y productor canadiense de The Weekend repasó su repertorio de hits que hicieron foco en los bailables como "Starboy", "Party Monster" y "The Hills", después de arrancar a todo trapo con su feat. con Kendrick Lamar, "Pray For Me", su más reciente lanzamiento.

A Dua Lipa se la ve cada vez más cómoda en los escenarios del Lollapalooza después de su presentación en París. Esta vez, y desde el escenario Lake Shore, la joven británica -de jeans oversize, top deportivo amarillo flúo y otro de mesh metálico superpuesto- se movió bien suelta al interpretar "Hotel Than Hell", "New Rules" y "Blow Your Mind (Mwah)", en compañía de bailarinas, que le aportan dinamismo a su performance.


Para cerrar la noche del domingo, Perry Farrell eligió a un reincidente del Lola. Quién mejor que Jack White para unir generaciones, en un show único, con altas dosis de rock y cargado de misticismo. De espaldas al público y frente a un reloj que señalaba el tiempo corriendo para atrás, el artista repasó su discografía, con focos en su último disco Boarding House Reach, algunos covers de sus otras bandas, The Racounteurs y The White Stripes, como "Fell in Love With a Girl", "Ball and Biscuit" y "Seven Nation Army", uno de los himnos de los festivaleros post millennial.

¡Hasta la vista, festival lovers! Ahora, a esperar a conocer el lineup para el próximo Lolla en la Argentina, el 29, 30 y 31 de marzo del año que viene.

comentarios