TRIPS  &  FLAVORS

LB Trips: 6 hoteles que tenés que conocer en América Latina

09 Marzo 2020

Por Josefina Martínez

Lagos, desiertos, montañas y mar, con todas las comodidades para aprovechar al máximo cada paisaje. Esta es nuestra lista de seis lugares perfectos para tu próxima escapada de Semana Santa.

Si ya tenías planeado viajar o te despertamos las ganas con esta nota, es el momento para concretarlo. En Le Banana te presentamos distintas opciones para disfrutar de los mejores destinos de Latinoamérica.  Bariloche, Atacama, Cusco, Cartagena, Tulum o Parati, elegí tu preferido y no te demores con la reserva, aunque todos son paraísos para tener en cuenta durante todo el año. 

BARILOCHE DELUXE

Aldebarán se caracteriza por sus vistas exclusivas al Lago Nahuel Huapi y a las montañas López y Campanario. A 35 minutos de la ciudad más famosa de la Patagonia Argentina, se ubica sobre un acantilado. Cada ventana, terraza o balcón aprovecha la espectacular ubicación. 

Este hotel boutique de diez habitaciones tiene el típico encanto tirolés, con madera y piedra gris tapizando exteriores y ambientando el interior. Su spa incluye una piscina parcialmente cubierta, para nadar de noche bajo las estrella, y el restaurante propio, Sirius, también habla en términos de exclusividad. Con sólo 20 plazas, su carta patagónica parte de ingredientes naturales y orgánicos y ofrece más de 150 etiquetas de vinos. 

Para quienes practican trekking, rafting o kayak, la ubicación es inmejorable. El staff del hotel coordina estas actividades y más, como cabalgatas, mountain bike, paseos en velero y el circuito de los siete lagos.

Reservas:

Tablet Hotels

AVENTURA Y RELAX EN EL DESIERTO

¿Ya conocés el mar del Pacífico? El desierto chileno es otra de las joyita del país trasandino. En ese paraíso árido, Tierra Atacama es una experiencia cinco estrellas bajo la fórmula excursiones, gastronomía y descanso. Es uno de los tres integrantes de la cadena Tierra Hotels y todo lo que esperamos de la alta categoría. 

 

Edificado en piedra, adobe y madera autóctona, se distingue por su spa que, bajo los mismos altos estándares, incluye una piscina cubierta, una sala de vapor y una hidromasaje al aire libre -aunque la piscina externa se lleva la mejor escenografía, con el volcán Licancabur de fondo-. Las habitaciones con dos niveles tienen capacidad para seis personas, así que si son una familia numerosa o un grupo de amigos, no dudes en consultar por esta opción.

El servicio es all inclusive y abarca todos los gastos, desde los traslados desde/hacia el aeropuerto, comida y bar libres y excursiones a medida. Entre los musts para visitar están la iglesia de San Pedro de Atacama, el Museo del Meteorito y los antiguos pueblos de Tulor.

 

Reservas: 

Tablet Hotels

CUSCO HISTÓRICO

Una de las ciudades más antiguas del continente, capital del Imperio Inca y una de las de mayor altitud, a 3.300 metros sobre el nivel del mar. Belmond Hotel Monasterio está en el corazón de Cusco y fue construido hace más de 300 años por colonos españoles.

Las habitaciones, originalmente para misioneros jesuitas, combinan el estilo moderno con mobiliario y piezas de arte coloniales. Para evitar los malestares por la altitud, la mayoría están enriquecidas con oxígeno y se ofrecen sesiones de masaje tailandés y aromaterapia.

Cuestión gastronómica, la cocina peruana es considerada la número uno del mundo y por eso el hotel cuenta con dos restaurantes. Tupay, que ofrece platos tradicionales, e Illariy, con propuestas locales e internacionales en formato más lujoso, con veladas con ópera incluída. Además, se dictan clases de cocina y degustaciones de pisco, la bebida por excelencia del lugar.

Para los más aventureros, desde Belmond se pueden realizar las excursiones a las ruinas de Sacsayhuamán y Machu Picchu

Reservas: 

Tablet Hotels

CARTAGENA COLONIAL

Charleston de Santa Teresa se fundó en el siglo XVII. Está en el centro histórico de Cartagena, patrimonio de la humanidad según la UNESCO, y a sólo diez minutos del aeropuerto.

La arquitectura colonial mutó en un hotel de lujo con todo el espíritu del Caribe colombiano. Los interiores son modernos y elegantes y desde todas sus habitaciones se contempla la ciudad amurallada o el mar, aunque la mejor vista es 360 y se obtiene desde la piscina de la terraza. 

El restaurante Plaza Santa Teresa se ubica frente al edificio y es ideal para la hora del aperitivo, cuando la calle es tomada por la música. También tiene el bar La Terraza, exclusivo para sus huéspedes y con vista panorámica de las cúpulas y el océano.

Reservas: 

Tablet Hotels

THE OTHER SIDE OF TULUM

A 120 kilómetros del aeropuerto de Cancún, Papaya Playa Project es un oasis en Tulum, las tan cautivantes como publicitadas playas de México. Más parecido a una comunidad que a un hotel, de acuerdo a sus dueños es para que todos sus visitantes conozcan “el verdadero Tulum”. 

 

El complejo es eco friendly y está integrado por 99 chozas, cabañas y casetas. Los servicios son reducidos, baños compartidos y duchas exteriores privadas. Toda la comodidad reside en la amplitud de las habitaciones y sus camas king, que tienen electricidad sólo para iluminar. Únicamente la recepción cuenta con un centro de recarga y wi-fi, así que andá pensando en descansar del celular por unos días. 

¿Actividades? Todas: snorkeling en cenotes, pesca de mar, buceo a profundidad y visita a las Ruinas Mayas. También hay un spa, atendido por un chamán local, y clases de yoga. El Restaurante y Beach Club están acompañados todo el día por música y suelen invitar a chefs internacionales a su cocina, de influencia mexicana y orgánica. Todos los meses celebran la Fiesta de Luna Llena hasta altas horas de la noche, así que si vas con niños te recomendamos que chequees primero la fase lunar en el calendario.

Reservas:

Tablet Hotels 

EL PARAÍSO SECRETO EN PARATI

A medio camino entre Río de Janeiro y San Pablo, vecina al pueblo del mismo nombre y a la ciudad de Parati. La Pousada Picinguaba es casi una forma de retiro espiritual. Con apenas 10 habitaciones, es el lugar escondido al que se llega por rutas alternativas y que se diseñó para disfrutar de las playas cariocas en privado y aislados de la vorágine urbana. 
 
Su nombre significa “refugio de los peces” y responde a que es una pequeña comunidad de pescadores -los barcos no hacen sino mejorar el paisaje-. En el restaurante de la posada se cocina pescado fresco de estación a las brasas, en caldo o en el horno y se acompaña con los vegetales que dispone la naturaleza en el bosque:  banana, cacao, mandioca y palmitos. No se sirve ningún alimento industrializado o producido fuera de su granja. 

Acogedor, limitado y ligeramente rústico, es libre de fumadores. Todas las habitaciones dan a la bahía y carecen de teléfono, televisión e internet, ya que siguen su propia filosofía: “Creemos en experiencias profundas de conexión con el mundo y con nuestra esencia". Se realizan actividades de buceo, navegación y cabalgatas. Relax y desconexión, en suma, la antinomia a la cadenas hoteleras de la cual no vas a querer regresar. 

Reservas: 

Tablet Hotels

 



comentarios