WE LOVE

LB Lives: Bárbara Lombardo, la actriz que sabe lo que dicen los astros

03 Mayo 2020

Por Josefina Martínez

Con base en Los Ángeles, desde donde está transitando la pandemia, charló con Le Banana sobre la profesión actoral y su afición a la astrología. Conocé en esta entrevista a Bárbara Lombardo.

 

En el día del trabajador en Argentina, nuestra host entrevistó a la reconocida artista detrás de tiras como Resistiré y El Puntero. “Empecé a estudiar teatro ni bien salí del colegio en la escuela de Julio Chávez, y al año y medio me di cuenta que quería ser actriz”. Con un filtro con tres mariposas que no se le despegaban de la cara y los ojos teñidos de verde -tenerlos de ese color “es mi fantasía”-, calamos en lo actoral, la moda y hasta en las conjunciones planetarias. “Me parece súper interesante, leo y estudio hace bastante; no soy astróloga, pero estoy camino a eso.” Leé esta charla de viernes entre Sole Ainesa y Bárbaro Lombardo, quien, durante la cuarentena californiana no obligatoria, aprendió a hacer vivos en Instagram y a preparar tortas. 


Contanos sobre todo lo que está pasando, ¿cómo lo ves desde la astrología?

Es un año desafiante para todos, eso es evidente. En enero se dió la conjunción de Saturno y Plutón en Capricornio, en marzo se sumó Júpiter, Marte, etc y explotó. Julio puede ser un mes más complicado porque hay varios planetas que se ponen retrógrados, vuelve a suceder en el cielo lo que pasó en marzo; entonces, decimos uy, puede ser un rebrote del virus? no lo sabemos. Pero esto tampoco es futurología, se pueden ver influencias y uno puede llegar a deducir. 

¿Hay referencias sobre cuándo se empieza a tranquilizar?

En septiembre se ve como un alivio, porque Saturno, que es uno de los que está haciendo lío, sigue avanzando y se aleja, entra en otros signos. En diciembre también empieza a mejorar, se ve más claro todo. Pero son influencias que no sabés la forma que toman. Igualmente, los astrólogos están hablando hace años de esto, no es algo que en la astrología no se esperaba.

 

Cómo empezaste a trabajar como actriz? ¿Te costó?

No tanto, la verdad. Tuve suerte y fue un poco el destino también. Estaba trabajando en un banco, me ofrecieron un mejor sueldo y me fui, el que era mi jefe en ese trabajo, que duró dos meses, me recomendó a Sofi Vidiri, que es una productora de Telefe. Me dijo: “es mi amiga, andá que ella te va a presentar a Gustavo Marra”, el productor que hizo Resistiré, Montecristo. Un capo. Así tuve mi primera entrevista y me llamaron para hacer prueba de cámara. A los tres días, Juli Cardinali me vió y me dijo “vos tenés que trabajar ya, yo te voy a llevar con un representante”. Fui con Arturo Villanueva, quien me mandó a un casting y así empecé. Pero la carrera no es fácil. Además, yo no conocía a nadie relacionado con el mundo de la televisión, las artes escénicas, el teatro.

 

Ahora estás trabajando en Los Ángeles, que es el sueño de muchos, pero debe ser muy competitivo ¿Cómo es empezar a proyectar en la meca del cine? 

Lo que pasa es que yo no estoy tan en ese trip. Los Ángeles es una ciudad rara, no es para cualquiera, ni para todos. Te tiene que gustar la cultura y también actuar y hablar en inglés. De todas formas, el año pasado hice una película con una directora argentina que vive acá hace mucho años, Clara Cullen. Ella me vió trabajar en “El puntero”, nos pusimos a hablar y empezamos a trabajar en su ópera prima y filmamos. Estuvo increíble, pero a mí me gusta la Argentina, siento que tenemos algo interesante y nos respetan muchísimo. Me impresiona realmente porque en el mundo se valora nuestro trabajo. Más allá de que nosotros nos quejemos y siempre estemos en crisis hacemos buenas cosas.

 

¿Rechazaste proyectos en los que no te hallabas?

Obvio, y en ese sentido me respeto. He dicho que no a muchas propuestas que no me convencían necesitando el trabajo. Es igual que en cualquier carrera, tenés momentos en que los trabajos que te apasionan, cobras bien y encima le va bien, y otros que no.

¿Sentís que hay prejuicios con hacer algo comercial?

Si me estas hablando de una película de Marvel, que es lo mas comercial del planeta, ¡Dios mío, ojalá pudiera interpretar esos personajes! Me parecen espectaculares, divertidos, con lo mejor que te puede pasar a nivel de arte, tecnología, vestuario. Pero bueno, la carrera es difícil, uno va haciendo lo que puede y va viendo. Yo me siento mucho más cercana a las culturas de México, Argentina. De hecho, ahora iba a hacer una obra comercial en Buenos Aires y estaba bastante entusiasmada, empezaba en abril y con todo esto se frenó, pero eventualmente voy a hacer teatro.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Bárbara Lombardo (@b.lombardo) el

 

¿Te han tocado elencos con los que no tenías química o no te llevaras nada bien?

Obvio, como en cualquier trabajo, no te llevás bien con todo el mundo. Me he peleado más con vestuaristas. Con los técnicos en general me llevo bien. Con el director de mi primera película me llevé muy mal, fue difícil, pero la hice. Obviamente que es un tema de ego, pero también es hasta territorial. A veces pasa que entrás y está buenísimo, pero no te llevás bien con tu compañero y las escenas no funcionan. Y eso por más protagonismo que tengas la gente se da cuenta. 

¿Cómo te llevas con la moda, te gusta, te divierte?

No me importa la moda la verdad, me parece una cosa muy relacionada al consumo. Me gusta vestirme, me divierto, para mí es algo expresivo y me visto en general en relación a mi humor. Vengo de una familia de mujeres muy coquetas, que jugaron mucho con lo que se ponían, con el aspecto. Pero soy cuidadosa, tengo cosas heredadas, toda mi vida me ocupé de guardar las cosas valiosas de mi abuela, de mi mamá, de mi tía. Ni loca tengo 20 carteras de cuero, me quedo con las que me gustan y si no me gusta, las hago circular.

 

¿Y cuál es ese objeto super valioso de tu familia que cuidás y está ahí en tu placard?

Tengo varios, pero hay unas botas blancas que me regaló mi mamá que son espectaculares y no paro de usarlas. También unas botas que me mandaron de una marca uruguaya que las amo, las voy a usar toda mi vida. Después de mi tía abuela, Alicia, tengo anillos y pulseras de plata, que es en general lo que uso siempre. 

A vos que te gusta mucho lo vintage, Los Ángeles es la ciudad donde podés encontrar todo.

Hay muy buenas piezas, es verdad. Encontré un tapado rosa con unas mangas muy ochentosas. A mí me encantan los ochentas, me parece que fue una moda súper elegante y moderna aún hoy. Yves Saint Laurent fue el que empezó, ahora Isabel Marant, como que siempre están vigentes. Mucha cintura, y el corte a la cintura a mí me favorece mucho y sobre todo me queda cómodo, porque tengo bastante cola.

comentarios