STYLE

Game Over: Forever 21 se declaró en bancarrota

02 Octubre 2019

Por Josefina Martínez

Una de las marcas insignia del fast fashion y el consumismo se presentó en concurso. De tanta expansión, no pudo seguir sus propios pasos y finalmente quebró el sistema. En Le Banana te contamos por qué Forever 21 entró en vías de extinción.

“No estamos afuera del negocio” aseguraron los dueños de Forever 21 mientras anunciaban la quiebra. Fundada en Los Ángeles en 1984 por el matrimonio surcoreano Chang, supo ganar los placares de 40 países perfeccionando el modelo de fast fashion: tendencias efímeras y novedad constante a precios muy bajos. 

Ver esta publicación en Instagram

CONGRATULATIONS to @rileyrose's very first HOMECOMING QUEEN ???? @snitchery ! ~ #RRHOCO

Una publicación compartida de forever21 (@forever21) el

 

Te puede interesar: KIMORA Y BABY PHAT, LA DUPLA QUE REGRESA JUNTO A FOREVER 21

Con anuncios de liquidaciones furiosas seguidas por el cierre de 350 locales en el mundo, 178 de ellos en Estados Unidos, inicia el retiro de Europa y Asia y promete quedarse en Latinoamérica. La marca se aferra al estado de bancarrota como la oportunidad para “reorganizar y reposicionar” a la marca. Lo cierto es que la caída tiene que ver con nuevas reglas de juego.

También te contamos: EL REGRESO DE SELENA QUINTANILLA: LA COLECCIÓN DE FOREVER 21 QUE LE RINDE TRIBUTO

Las generaciones más jóvenes le dan la espalda al modelo de negocio de la etiqueta por el costo altísimo que tiene para el planeta. La huella de carbono, el derroche de agua y las malas condiciones de sus trabajadores pesan mucho más que llevar la última tendencia.

Ver esta publicación en Instagram

CONGRATULATIONS to @rileyrose's very first HOMECOMING QUEEN ???? @snitchery ! ~ #RRHOCO

Una publicación compartida de forever21 (@forever21) el

Podés leer: TIEMPO DE CAMBIO: PRADA LE DICE ADIÓS AL NYLON

Tampoco supo adaptarse al comercio online, implementándolo con poco éxito. Las tiendas físicas no van más para los millennials y centennials, que prefieren la versión digital de la experiencia de compra.

Por otro lado, la mala fama que Forever supo forjar no ha sido de ayuda: juicios por plagio con Gucci, Diane Von Furstenberg, Adidas, Puma y artistas independientes. El de Ariana Grande, por 10 millones de dólares, es el más polémico y para algunos, imperdonable. Escándalos como regalar barritas dietéticas y la baja extrema en la calidad atentan con los valores de positivismo corporal y el más que nunca vigente: reducir, reciclar, reutilizar.

 

Es por todo esto que el modelo Forever no será así, para siempre, y si quiere seguir existiendo deberá revisar varios de los valores que comulga la empresa y reperfilarse en otro tipo de compañía. 





comentarios