MUSIC

Feli Colina: “Cantar en el subte fue mi universidad”

15 Julio 2019

Por Cata Greloni Pierri

La salteña de casi 25 años hipnotizó a todos los viajantes de la línea D con su presencia feroz y mirada hipnótica. De vagón en vagón, se pasaba las tardes de los martes y jueves cantando a la gorra por recomendación de unos amigos músicos. 

Llegó a Buenos Aires hace cuatro años con un bolsito y 300 pesos para visitar a una amiga y se quedó a estudiar Derecho. A la par, empezó a trabajar en un estudio jurídico, pero la echaron y el transporte público fue su salida laboral y escuela. Gracias a su talento y la propina de la gente grabó su primer disco, Amores gatos, y pasó de ser la corista de Gonzalo Aloras a presentarse con banda propia en pequeños escenarios.

Pero todo cambiaría el año pasado, cuando participó y ganó el concurso Camino a Abbey Road, cuyo premio era ir a Londres a grabar un álbum a los estudios donde Los Beatles, entre otros, fundaron una parte clave de su intensa carrera. 

Feli Colina viajó a Inglaterra junto a su guitarrista Diego Mema, Manuel Figuerero, (batería), Agustín Colina (bajo) y el tecladista Baltazar Oliver para concretar Feroza, su segundo disco de estudio, producido por Juanchi Baleirón, con la ayuda de Francisco Saglietti, de Francisca y Los Exploradores (quien este año ya la había recomendado en su entrevista con LB)

La artista se transforma entonces de Felicitas en Feroza. Hace catarsis en su segundo álbum y exhibe las distintas fases de un corazón roto. A través de diferentes temperaturas, versos recitados, gritos pasionales y llantos, Feli escribe a corazón abierto y pasa del drama de “Sagitario”, donde dice Me veo subestimando la belleza de lo simple/ me encuentro después sintiéndome vacía, a la ansiedad y tristeza de  “Mentira”: Fumando el triple, comiendo un tercio... 

Recorre todas las etapas de enamoramiento. Pasa dejando huella por la ira y el despecho, como lo dice, iracunda, en “¿De dónde salió todo eso?”: Disculparte por el tiempo que no hablamos es asumir que estoy en una posición pasiva…¿Yo? ¿Una posición pasiva?, para cerrar Feroza con una visión más optimista, (“La Familia”) de cura y resurrección, no sin antes reflexionar nostálgicamente en “Susurrito” acerca de aquella relación donde al final este amor era vanidad pura que nos enamoró nuestra propia hermosura.

La composición de Colina es sincera, sin eufemismos y las melodías que la acompañan, a cargo de su eximia banda, terminan de cerrar uno de los álbumes y performances más sorpresivas de este año. 

¿Qué experiencias te dejó trabajar en un transporte público y qué fue lo que más aprendiste allí de la relación con el público?

Trabajar en el subte fue mi universidad. Aprendí de todo y entrené mucho. Tuve incontables experiencias locas y hermosas y muy pocas malas. La gente me daba regalitos, otros que se conmovían cuando cantaba y muchas cosas más. El subte me enseñó a tomar conciencia del peso de mi presencia, de qué tenía que hacer para llamar su atención con tan solo estar parada entre ellos. También, a jugar con la mirada y la interpretación en general.

¿En qué te cambió a nivel artístico tu paso por Camino a Abbey Road?

Creo que a nivel artístico estoy constantemente cambiando por distintos tipos de experiencias. Sí puedo decir que hay algo de mí que salió mientras grababa el disco, algo que no conocía y que estoy en plena experimentación.

¿Cómo fue trabajar en la producción con Juanchi Baleirón? ¿Qué aprendiste de él?

Juanchi es muy lo más, fue un placer trabajar con él. Seguramente aprendí muchas cosas, pero aún no hice el repaso. Pasó todo muy rápido y desde entonces que las cosas funcionan a ese ritmo. Entonces voy recapitulando de a poco.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de FEROZA (@felicolina_) el

¿De qué se trata Feroza? ¿Por qué elegiste ese nombre?

Feroza es el apodo de mi niñez, mis tíos me decían así. Supongo que era una especie de parodia a mi nombre, que es Felicitas y suena muy dulce. Un día, charlando con mi abuela, me dijo que tenía que ser mi nombre artístico, y desde entonces quedó resonando en mi mente. Con el pasar del tiempo y el nacimiento de las canciones me di cuenta que ese era el nombre del disco. Hoy, con el diario del lunes, encuentro una relación estrecha entre esa libertad de niña y la búsqueda personal que me llevó a hacer las canciones que componen el disco. Todo en Feroza siguió una línea conceptual clarísima pero que aún estoy pensando cómo definirla. Fue implícita, pero muy clara porque lo entendió mucha gente.

 

¿Cómo fue el proceso de composición y armado del disco?

No soy de componer en cantidad, pero cada canción que sale, sale cada vez que me siento. No puedo dejar temas a medio hacer y terminarlas luego, Cuando intenté hacerlo, esos fragmentos quedaron en el olvido. Ambas cosas fueron espontáneas y naturales. Intuitivas. El armado del disco consistió en elegir bien a mi equipo, que son tres de mis amigos más cercanos y jugar con los temas. Yo no hice ni un solo arreglo. Le presenté las canciones a la banda, fui lo suficientemente expresiva para que se entendiera el alma de cada una y cada integrante aportó lo suyo. Todo lo que hace el piano, la batería, la guitarra y el bajo lo aportaron ellos. Había muy pocas pautas a la hora de grabar. Conocíamos los temas, nos conocíamos y nos amamos, y todo eso surgió en base a la química y espontaneidad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de FEROZA (@felicolina_) el

¿Qué temáticas son las que más te ayudan a componer?

Creo que hay algo en el dolor, en el rechazo y el ego roto que me inspira. El desamor me despierta algo más visceral. Me cuesta mucho definirme porque aún me estoy conociendo. Feroza habla del desamor, del desencuentro conmigo y con otros, pero todo surge de un mismo centro que es el amor y los vínculos.  Espero que me sorprendan nuevas facetas.

Sos parte de una generación joven que cruza talentos con otros músicos: cantás con Mateo Sujatovich en Conociendo Rusia; Fran Saglietti fue parte de tu disco, los chicos de La Femme D´Argent y de Salvapantallas forman parte de tu banda. ¿Cómo ves a la música de esta nueva generación, qué valores comparten y qué creés que la distingue de las anteriores? 

No sé cómo habrán sido las anteriores porque soy muy joven y no sé mucho de eso. Creo que esta generación no solo está haciendo música hermosa y desde una búsqueda sincera, sino que hay una conciencia de comunidad muy clara, en la que cada participante quiere ver crecer la escena y no sólo a une mismo. Existe un compañerismo lindo, una aceptación del otro muy linda.

Le Banana Top 5 by Feli Colina 

Un ícono: Lola Flores

Una ciudad: Roma, Italia

Una canción: I Want You (She´s so heavy), de The Beatles

Una película: Thelma y Louise, de Ridley Scott

Un perfume: El olor a guisito

Una golosina: Cualquier cosa que haga Kinder

comentarios