STYLE

Fashion Review: Todo Designers BA, en un solo lugar

22 Marzo 2019

Por Josefina Martínez 

Después de BAF Week, Designers BA marca la agenda para la cartelera del diseño local. El ciclo organizado por Guillermo Azar ya es sinónimo de diseño de autor en lugares icónicos porteños. Conocé en Le Banana las propuestas creativas para esta temporada de invierno.

TRAMANDO

La sala Kronopios del Centro Cultural Recoleta abrió la quinceava edición del Designers B.A. con "Stock, divino tesoro", título que eligió Martín Churba para su nueva propuesta invernal. Con una colección creada a partir de materiales en stock, los looks andróginos caminaron por una pasarela de papel post viaje en un subte grafiteado, que funcionó como centro de la escena. Rescatar del depósito, reinterpretar y redescubrir materia prima para construir nuevas prendas a través del patchwork, retazos que dibujan dameros y recortes que encajan perfecto entre stencils y termofijados, unidos artesanalmente. La paleta, enteramente condicionada por “lo que había”, mostró colores tierra, azules, acentos en metal y mucho negro. La muestra de arte callejero “Viral Mural” le sirvió a Tramando para reivindicar a esos artistas y reflexionar sobre la gente en situación de calle. El espíritu y compromiso social del diseñador se vio reflejado en la incorporación de artistas callejeras con una performance y en la musicalización del evento.

KOSTÜME

El dúo que comanda Kostume presentó #TheOnlyWayIsUp en la Casa de la Cultura. A puro negro, naranja, gris y acentos de un azul perfecto y complementario, la ambientación industrial, entre acero y hierro, descubrió la impronta streetwear que esta vez se mezcla con el lenguaje deportivo de elementos y tipologías tomadas del trekking y el alpinismo. El oversize fue el obligado, en nylon, vinilos traslúcidos y poliamidas impermeables sobre tricot elastano, frisa, tencel y lana para looks con pantalones cargo, monoprendas, camperas bondeadas y pilotos, tops y cropped hoodies. Los accesorios de seguridad siguieron la consigna y fueron los protagonistas: gafas, arneses, capuchas, sogas con mosquetones, ojalillos y cadenas como parte de la construcción de las prendas, en el sistema de ajuste en cuellos, puños y cinturas. Completaron los looks riñoneras, aros y borcegos con la leyenda Kostume Survival Kit For Emergency, como una de las pocas estampas localizadas que funcionaban a modo de logo. El resto fue puro líneas puras, que marcaron el recorrido con cierres y vivos a contratono. Definitivamente, ropa para la calle y para moverse.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Kostüme (@kostumeba) el

DOT STORE

Estrenó la colección Infinito con ropa más urbana, ya disponible en el perchero del local de la Galería Promenade, una línea más comercial paralela a la alta costura que se le conoce, estrategia para hacer frente a los tiempos de crisis. La etiqueta de Laurencio Adot llevó todos los brillos al Planetario con chicas muy Bond de los 70 que salían del globo en plena noche como si emergieran de una nave espacial. Los colores plata, oro y negro estaban en sintonía con el clima cósmico. Plumas, bordados y lentejuelas se combinaron con cuero, tartán y lúrex en vestidos, minivestidos, pantalones, chaquetas y bombers sobre los cuerpos enfundados en brillos. Los tejidos de los brazos y las piernas se continuaban con las botas de Saverio Di Ricci y las cabezas, con capuchas interrumpidas por colas de caballos para rematar la estética galáctica. En un mensaje futurista, feminista e integrador, que incluyó a once modelos de color.

MIN AGOSTINI

La diseñadora que volvió al ruedo -hizo un impasse de tres años para dedicarse a la maternidad- sigue rindiéndole tributo a la profesión de arquitecta con su método experimental de ir construyendo sobre el cuerpo. De la larga amistad que tiene con Marta Minujín surgió la idea de que su taller fuera el escenario del desfile, y resultó en un diálogo armónico entre las prendas y las obras, en su territorio natural.  Líneas y volumen en neoprene, paño engomado y laminado y tartanes para toda una línea oversize de pantalones, tapados y una edición de noche donde ganó el plisado. A pesar de escaparse de las tipologías tradicionales, sus piezas son atemporales, para usar de día y de noche, todo el año y con mucha versatilidad. “Hay una blusa que se puede poner de siete maneras diferentes”, dice la diseñadora. En la paleta predominaron los nude, tomate, rosa, cobrizo y verde, y completó los looks con sombreros hechos con materiales reciclados, tributo a la artista plástica.

MARIANA DAPPIANO

Si el invierno pasado se trató del Dadaísmo, después de un verano de naturaleza tropical la diseñadora que siempre resalta por sus estampas retoma la inspiración en el arte con una colección bajo el nombre de Madí, la corriente abstracta rioplatense de la década del 40. La cita de mediodía en el salón Piano Móbile del Palacio Duhau fue más que perfecto para transportar a los invitados al siglo pasado del que conserva parte de su mobiliario. Las modelos llevaron el pelo al estilo de la época, con guantes y medias a tono y un make up de ojos protagonista: metalizados y pinceladas marcadas. Hombres y mujeres con tapados y vestidos largos, todo se despegaba del cuerpo y fluía, no con languidez, pero sí con estructura. Se vio mucho lazo rematado con un moño o simplemente anudado, con la armonía del contraste de grises, mostaza, camel, verde, azul, rojo, naranja y bordó, en sedas estampadas combinadas con lana, jersey, morley y micro neoprene. Esta temporada de Dappiano tiene que ver con lo geométrico y lo abstracto; con construir a partir del juego del plano, la línea y el color.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mariana Dappiano (@marianadappiano) el

GAUCHO

En el Tattersall de Palermo, Gaucho Buenos Aires presentó Crisis, su segunda colección prèt-â-porter de la marca que nació a fines de 2018 con Origen,  la propuesta resort que resumía ese mix argentino de herencia europea hipersofisticada y con la figura del gaucho presente. Esta temporada se centró en la igualdad de género. El diseñador Santiago Gallo hizo una vuelta a los 90 con las Spice Girl al grito de Girl Power, mostrando una mujer empoderada,  fuerte y resistente que acompaña a un gaucho sensible (las boyband de la misma época). La firma conservó varios guiños del ícono criollo en elementos característicos como el sombrero, las botas y cinturones, todo en cuero y de confección artesana tradicional, con una vuelta moderna y canchera. La sastrería impecable es la impronta para hombre y mujer, con camisas con detalles de moños y lazos, en géneros desde gasa, creppe, algodones sastreros hasta detalles en paillettes y metalizados con solapas y botones grandes, hombros exagerados y una marcada silueta oversize. Los pantalones, también con volumen, se vieron pinzados, en forma de babuchas, anchos y rectos al talón, que conviven con blusas y polerones tejidos de lana, y cuellos con mega bufandas y plumas. Los colores protagonistas fueron el gris, camel, blanco y negro, lila, borravino y verde, bien otoñales con acentos azules. Guantes y carteras de cuero también genderless fueron el remate accesorio.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Gaucho - Buenos Aires (@gauchobuenosaires) el

JT

Cambiando la clásica locación de la cancha de Atlanta por un piso de oficinas vacío en Retiro, se supo sobre la hora sobre la salida de la diseñadora de la marca que lleva sus iniciales. Aunque no participó del desfile, La visión del vacío fue la última entrega bajo la dirección creativa de Jessica Trosman. El título responde a la incertidumbre de un barco que continúa sin ella: JT sin JT será capitaneado por sus cofounders Patricio Bayá y Paula Neira junto a un equipo de diseño consolidado. Como novedad y a pedido del público, se incorporó una cápsula masculina, parte de una colección con el mix sastrero y deportivo que los caracteriza, que ganó en la superposición de prendas con mezclas textiles como algodón, tejido de punto y denim reutilizado, acento sustentable aquí siempre presente, en azul, verde, marrón, blanco y negro. El sello lo dio el camuflado y el clima de campamento, tomados, a tono con los tiempos, para hablar del espíritu de lucha femenino y de una mujer guerrera. En esa línea hubo camperones inflados con capucha y telas gruesas, pañuelos al cuello cual explorador y los pantalones ya distintivos, en un juego de volumen y recursos constructivos, esta vez a puro recorte enfatizado con cierres. Como tipologías destacadas, monoprendas, cuellos de tortuga y las babuchas y bombers (sí, volvieron nuevamente). En el mismo evento y unidos por el entendimiento del street y sportwear de ambas etiquetas, se presentaron dos modelos de Adidas Originals, Continental 80 y Nite Jogger.

 

NOUS

La etiqueta consciente de Romina Cardillo se unió a Nike para desarrollar una línea inspirada en las zapatillas Air Max 720, hechas con un 75% de material reutilizado. Con el sol de mediodía en el Centro de Convenciones de Vicente López, Nous Etudions sacó a la luz los siete looks resultantes de la alianza gestada por la marca de la pipa, que la eligió por ser referente y pionera en el slow fashion local. Objetivo resumido y acordado en crear “a otro nivel”, los conjuntos deportivos tenían el sello minimalista y sastrero de Cardillo en siluetas oversize, estructuradas por el ajuste con cordones y lazos. La riqueza de textura fue lo más destacado, tramas logradas a través de la técnica del plisado volumétrico que juega con la superficie y el volumen. Los materiales consistieron en neoprene liviano, neoprene engomado y biotextiles, en una paleta planteada con la energía de la naturaleza:  amarillo brillante, rojo, naranja, rosa, fucsia, celeste y blanco. Además del protagonismo de las prendas, el evento tuvo lo suyo con una performance de la cantante emergente HTML, perseguida por las cámaras en un travelling que transmitía el desfile en paralelo desde una pantalla gigante y enfundada en un total black hecho especialmente para ella. A tono con la causa, participaron del desfile dos atletas argentinas (Constanza Cerundolo y Fiorella Chiappe) y se presentó al público la línea Nike Air Max Throwback Future de tres modelos matcheados en color con la cámara de aire más grande en el rubro (Nike Air Max 720, Nike Air Max Dia y Air Max 270). Los looks, inmaculados, están exhibidos hasta el 26 de marzo en el flagship store de Alto Palermo.

EVANGELINA BOMPAROLA

La firma presentó su colección Inmensidad para este otoño-invierno en el Centro de Experimentación del Teatro Colón (CETC), ubicado en el subsuelo y en una atmósfera de misterio. Siguiendo la premisa de lo exclusivo, Bomparola apostó a lo que mejor saber hacer, conjuntos de sastrería impecable, compuestos por pantalones al talón y blazers con un largo modular que llega a la segunda cadera y camisas, trío donde el gran protagonismo lo tuvo el cuero, negro y metalizado, los bordados de paillettes y la textura del lamé. La camisería también se planteó en gasas, más livianas, al son de lazos y moños en cuellos, con el recurrente jabot-Bomparola o con el pecho cubierto por alforzas minuciosas. Completaron los colores plenos, el marrón habano, verde lima brillante y esmeralda, azul océano, rojo, coral y los siempre vigentes black and white. Los vestidos para la noche mostraron guiños a túnicas con apliques de plumas y piedras de cristal y el cuero de oveja resaltó por el tratamiento de plisado y en flecos que, acompañando los volados, terminaron de aportar movimiento y sensualidad.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Evangelina Bomparola (@ebomparola) el

FABIÁN ZITTA

El fin del ciclo de invierno de Designers BA fue de la mano de Fabián Zitta en el Patagonia Flooring Design and Art Center de Villa Crespo. Dos pisos que las modelos recorrieron subiendo y bajando las escaleras más que airosas, celebrities y prensa en el primer piso tapizado cual laberinto de madera. El resto de los invitados, en una planta baja iluminada por lámparas del mismo material, donde luego se ofició el cocktail de after party. Con la presencia de amigas celebrities que no pasaron desapercibidas como Pampita, la colección Oniria propone eclecticismo, con los años 30’ como referencia y materiales “opuestos conjugados en belleza”, en las palabras del propio diseñador. El satén y cuero, charol y lana, gasa y paño, telas refinadas para dar vida a prendas estructuradas. Resaltó el uso de la estampa a rayas en blanco y negro, en un trabajo arquitectónico con texturas de organza plisada y lisa para una noche de siluetas con vuelo, así como cortas y rectas, marcando la cintura con recursos de construcción tipo corsé y cinturones de cuero. Total black, total white y total red, combinando texturas y dando volumen con plumas, apliques, redes, transparencias y volados. Al binomio blanco/negro se le sumó el rojo/fucsia. El complemento de los looks fueron las pequeñas carteras tipo cofre desarrolladas por Le Mo, proyecto de la diseñadora que trabaja con Zitta hace más de una década, Antonella Lemo.

comentarios