WE LOVE

Breakfast at Tiffany’s: las cafeterías de la joyería de lujo

31 Octubre 2019

Por Josefina Martínez

Nueva York, Beverly Hills y ahora, Shangai. Mientras abundan los rumores de la compra millonaria por parte del conglomerado LVMH, The Blue Box Café, la cadena cafetera de la firma joyera hacen realidad el mítico Desayuno en Tiffany’s. Si tenés planes de visitar el país asiático o Estados Unidos, en Le Banana te proponemos sumarlos a tu lista tus must-see.

También leé: FENTY, LA NUEVA FIRMA DE LUJO DE RIHANNA Y LVMH

A fines de 2017, el flagship store de Nueva York inauguró la propuesta de cafetería en el cuarto piso. Con vista privilegiada al Central Park, comparte el espacio con la línea de hogar y accesorios y está ambientada como si estuviéramos dentro de una de sus famosas cajas de color.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de i_am_kiko (@i_am_kiko) el

Te puede interesar: NUEVA YORK: 5 HOTELES FANCY A PRECIOS INCREÍBLES!

En clave de lujo moderno, el Tiffany Blue -o el verde de los huevos de las aves American Robin- baña el mobiliario y las paredes con mini vidrieras empotradas que combinan con el mármol. La vajilla de porcelana, esmaltada a tono, los cubiertos de plata esterlina y las mesas de zinc grabado logran un efecto de desgaste y rayados que atestigua el paso de sus comensales.

El menú está disponible en la web y cambia con las estaciones del año. Incluye clásicos estadounidenses para el desayuno (US$ 32), almuerzos a US$ 42 o té: avocado toasts, huevos trufados y bagels de salmón ahumado acompañados por blends de té personalizados, café y vinos. Atentos los visitantes espontáneos, ya que su visita requiere de una reserva al menos 30 días antes (a través de Resy.com).

The Blue Box Café inauguró este mes su segundo espacio en la también estrenada tienda de One Peking Road. Es la más grande de Asia y reafirma la importancia de la clientela asentada en Hong Kong. Aún más, coincide con Vision & Virtuosity, la exposición con misma sede dedicada al legado de sus más de 180 años de historia.

https://twitter.com/TiffanyAndCo/status/1176994792124964866?s=20

La incursión gastronómica por parte de la casa es mérito de Reed Krakoff. Después de revivir Tommy Hilfiger y asumir la dirección de Coach, el diaeñador tomó las riendas de Tiffany’s con vistas a expandir su universo y captar al público millennial -esa generación conocedora de la versión pop de Holly Golightly-. En mayo había llevado la idea a Beverly Hills a través de un formato pop-up que duró dos días y dejó planteada una alternativa para acercar la experiencia a otras geografías.

Podés leer: POLO LOUNGE: UN CLÁSICO DE BEVERLY HILLS



comentarios