STYLE

MODA EN ITALIA: LAS TENDENCIAS DE OTOÑO SEGÚN MILÁN

24 Febrero 2020

Por Josefina Martínez

Después de seguir de cerca Copenhague, Nueva York y Londres, llega el turno de las etiquetas italianas. En Le Banana te revelamos cuáles son las tendencias del ready to wear más vibrante de Europa.

El coronavirus interrumpe la misión fashionista y Giorgio Armani hace su presentación sin público. Al margen de las medidas más radicales, las colecciones italianas transcurrieron con normalidad y altas dosis de sustentabilidad. Para tranquilidad de los seguidores del street style de las celebridades, sus percheros se hacen reflejo de los tan en boga tapados de cuero, cuestión inevitable por su conocido expertise con ese material. Looks por capas, con medias y todo tipo de gorros para combatir el frío, los accesorios siempre destacan del resto de las capitales. En esta nota te contamos qué se va a usar, cortesía de la Semana de la Moda de Milán

Leé también: GREAT BRITAIN: ASÍ ES LA VANGUARDIA DE LA SEMANA DE LA MODA DE  LONDRES

Flecos, los nuevos obligados 

Bottega Veneta insiste y maximiza el recurso hasta dejarlo bien claro. Los flecos son los protagonistas absolutos de sus looks con acentos lima (atentos a este color), en ruedos de vestidos, abrigos toscos y en la especialidad de su flamante diseñador Daniel Lee, las carteras. En el caso de Prada, hay que ver si a Raf Simons como nuevo creativo le gusta ésto. Su intención se traduce en faldas de tiras que nos encantan. Para la noche, los vestidos de Alberta Ferretti y Salvatore Ferragamo parten de hilos de seda. Si preferís absoluta sutileza, entonces los vestidos salpicados de flecos por Fendi son para vos. 

Mangas puff

¿Cómo advertimos una tendencia? Cuando Gigi Hadid la lleva a la calle después de desfilar para Versace. Los abrigos de alto invierno, de paño y solapados toman la forma de un óvalo y sus mangas se hinchan. Se podría decir que Fendi diseñó su otoño en base a esta moldería y sus vestidos son de lo mejor construído de la temporada. Las mangas de los vestidos de fantasía pastelera de Moschino tampoco se resisten a esta silueta.

Cinturones, en todo y con todo

Sobrepuesto a un saco, un maxi tapado o un blazer, para marcar la cintura. Los de Fendi más finos, los de Prada con más intención, ambos aprovechando el recurso para colgar mini bags como llaveros y porta celular. Para Alberta Ferreti, una oportunidad para agregar cuero, dorado y rock, mientras que en Etro acentúa los aires setentas. Max Mara les da vida con cordones terminados en borlas ( o sea, vale todo) y se acoplan al minimalismo de Jil Salder. ¿Moschino? Aprovechó para deletrear su nombre.

 

Texturas sustentables

El patchwork llega para enriquecer las prendas, resolviendo el requerimiento actual de ser eco-friendly. Los minivestidos, monos y trenchs de Francesco Risso para Marni se sustentan de esta técnica, al igual que la serie limitada de tapados de Tod’s. Armani proyecta en pantallas “Le estoy diciendo sí al reciclaje” mientras presenta una nueva edición de la cápsula masculina R-EA, hecha con textil de descarte. Y créase o no, Donatella Versace sorprende con conjuntos combinado cuero y denim con esta técnica que celebramos.

 

Los sesentas como estampa

Los búlgaros en amarillo y negro de Fendi se confunden con un print de leopardo pero, ¡son los búlgaros traídos al 2020!. La serie psicodélica de Versace (aún no descubrimos si desfiló Kaia Gerber o Cindy Crawford), las estampas tipo collage de Emilio Pucci, las flores de Prada y de Fendi, el terciopelo de Armani y la línea de Richard Quinn para Moncler Genius se destacan en esta reversión de los setentas.  Las tramas de Missoni mezcladas con lúrex y el tiro de los pantalones de Gucci se mantiene lo suficientemente alto como para presumir que seguimos en esta década, con la que Alessandro Michele viene coqueteando hace rato. Todo sin mencionar los 47 looks de Philosophy, enteramente inspirados en la portada del álbum de David Bowie The Man Who Sold The World.

 

Volados

Gucci los usó como ingrediente dramático de su temática gótica, Fendi para aportar complejidad en las mangas de su tapados y Alberta Ferretti en los tops más femeninos, que combina con botas, guantes y buen par de pantalones pinzados. En Prada es otro detalle en blusas con transparencia y Jeremy Scott lo suma en forma de minifalda de capas tul, dándonos un descanso de las caderas victorianas estrambóticas. Los mini vestidos con piezas de volados de Armani son el mayor gesto romántico que veremos de la casa. 

Ponchos y mantas

Si pensaban que la tipología se había quedado en Nueva York, basta con decir que Kaia Gerber abrió el show de Max Mara vistiendo un poncho para entender su vigencia. La versión made in Italy es vestido en Philosophy (con botas con corderito que nos conquistaron) y funciona como obra de arte geométrica en Jil Sander, para acompañar los sacos con cuellos al mejor estilo manta. Dolce & Gabbana también tiene su capa tejida al crochet en clave poncho.

Podés leer:FASHION SEASON: LAS TENDENCIAS QUE DEJÓ NEW YORK

La Matrix

No es novedad que cuanto más parezca que salimos de la película Matrix, más acertado será nuestro look. Ferragamo se mantiene en estricto cuero negro, y MSGM se arriesga y acierta en verde metalizado. El piloto de lluvia que caminó Maria Carla Bosconi para Bottega Veneta es una de las variantes que empieza a aparecer para alimentar la calle, que está haciendo uso y abuso de esta hot trend.

comentarios