#LBLives con el astrólogo Pablo Flores: “Este es un año para aprender a ser más amorosos con nosotros mismos.”

29 Junio 2020

Por Josefina Martinez

Uno de los nombres más destacados de la astrología actual protagoniza nuestra última sesión de Instragram Live. Desde Santiago de Chile, nos ayuda a entender cómo son las energías que vamos a vivir los próximos meses.

 

Pablo Flores Laymuns aterrizó por primera vez en el vivo de Le Banana en marzo, cuando la cuarentena obligatoria en Argentina y la región era toda una novedad. Cien días de confinamiento después, el referente de Chile vuelve según lo prometido para explicar las energías de junio y julio. Partiendo del estrepitoso ingreso de Martes en Aries hasta la conjunción Júpiter-Saturno que transformará radicalmente la realidad el último tercio de diciembre, tomamos su consejo de transitar todo eso dedicando unos minutos diarios a la introspección. Leé la conversación con nuestra host, Sole Ainesa, y descubrí por qué nuestro astrólogo de cabecera asegura “este es un año para aprender a ser más amorosos con nosotros mismos”

Hablemos del cambio nodal de 4/5 de mayo, de Cáncer-Capricornio a Géminis-Sagitario. A partir de ahora todos los eclipses se van a estar dando en estos dos signos. ¿Qué tipo de evolución exige este cambio nodal?

Los nodos no exigen, recomiendan. Por un lado exigen, en el sentido de que piden que se suelte una energía, se cambie una forma de vivir. Por el otro, sugieren soltar y conectarse con otra energía desde la consciencia. Hay que estar un poco más conectado con uno mismo y con menos miedo para empezar a sintonizar con esa sugerencia energética, que en este caso va a ser ir hacia Géminis y aprender a soltar un poco la energía de Sagitario.

Se decía que el 2020 iba a ser un año de mucha transformación...

Lo es, y se viene una segunda mitad donde el remate va a estar en noviembre, diciembre. La mejor metáfora que puedo utilizar es que, si la realidad fuera una tabla de madera, lo que pasó en marzo es que llegó un karateka y la quebró, pero no la logró romper del todo, quedó astillada. En diciembre viene la segunda, el golpe que la va a romper. 

 ¿Qué más va a pasar?, porque ya pasaron muchas cosas.

En verdad no lo sabemos, todos sabíamos que en marzo iba a ocurrir algo pero no sabíamos realmente qué. Ahora pasa lo mismo, puedo hablar de un rebrote de una enfermedad o de sucesos más complejos. Ya que la conjunción va a estar en Acuario con la conjunción de Júpiter y Saturno, lo que podemos esperar desde el punto de vista astrológico es que el sistema económico cambie radicalmente. También el gran tema del segundo semestre es la violencia, en todas sus dimensiones, dentro de nosotros, hacia otros, protestas que van incrementándose en el mundo, incluso podría llegar a haber un conflicto bélico.

 

El 28 de junio, Marte entra en Aries con mucha fuerza y se va a quedar seis meses, cuando de forma habitual lo hace alrededor de dos meses, ¿por qué?, ¿cómo nos va a afectar?

Se queda seis meses porque va a retrogradar, va estar desde el mes de agosto hasta diciembre en cuadratura con la Gran Conjunción. Lo única referencia sobre cómo lo vamos a vivir es cuando en octubre del año pasado comenzaron las explosiones sociales en el mundo, cuando en Chile, Colombia, Ecuador, Hong Kong y Barcelona hubo muchas protestas. Fue un período de un mes y medio aproximadamente, la siguiente vez fue en marzo y un poquito de junio. Lo que hemos vivido son microdosis de esta energía, ahora vamos a tener una dosis grande. En noviembre ya podríamos decir que casi todos los planetas que estaban retrógrados van a estar directos y es la cereza de la torta.

¿En tu evento de Autosanación para el 2020 hablás sobre ese período?

El 4 de julio voy a dar una clase sobre cómo activar al guerrero, que es el tema más importante. No se trata simplemente de la entrada de Marte en Aries, sino que en Aries hay dos cosas muy fuertes ocurriendo al mismo tiempo: está Lilith que es un punto que marca una energía de furia, y está Quirón que marca el dolor y un enojo. Si primero yo no tomo consciencia de esa energía, para ver por qué estoy tan enojado, y si en segundo lugar tengo demasiada sensación que yo no soy quien soy y que no puedo hacer lo que quiero por culpa del otro, esa furia va a salir para afuera. Eso es lo complejo de Marte en Aries. Para mí 2020 es el año de transformar a nuestro guerrero o  guerrera. La vida está pidiendo que el guerrero pase de ser un vikingo violento o un guerrero que está congelado, que nunca pelea, a que se vuelva un samurai y viva una aventura que lo va a hacer evolucionar y que le va a demandar que aprenda a regular su energía masculina, de acción, cómo enfrento mis miedos, cuándo realmente estoy actuando por lo que yo quiero o estoy siendo mandado por los demás o por mi propio Saturno interno. 

A alguien que está transitando la cuarentena con mucho estrés,  en un espacio reducido, con mucha gente, ¿qué les podrías decir para que saquen un crecimiento interno de todo esto?

Es difícil, porque es como la India, que es un país espiritual pero que no tiene primer chakra. La gente está ocupada en sobrevivir y los temas saturninos y lunares son lo más importante, que es meter comida en el estómago. El consejo que puedo dar es que, al ser este un momento para la introspección, te des dos minutos del día para ver qué te pasa, porque lo externo es un reflejo de lo interno. De hecho si nuestros líderes hicieran algo de estos procesos internos, viviríamos una realidad muy diferente. Ni siquiera hay que invertir dinero, hay aplicaciones de meditación, de mindfulness, clases en youtube, un montón de cosas gratis.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Pablo Flores Laymuns (@pablofloresastrologo) el

 

En Buenos Aires volvimos a la fase 1 de la cuarentena y Europa ya están volviendo a la vida normal, eso nos descoloca un poco teniendo en cuenta que estamos atravesando energías colectivas. ¿Qué opinás?

En la Tierra existen millones de realidades diferentes. Olvidate del Coronavirus, si bien hay procesos colectivos, el hecho de que haya habido un eclipse en julio de 2019 y haya otro en diciembre de 2020 que pasa por Chile y Argentina es una señal de que viene algo muy fuerte. A los que lo pasamos acá nos está tocando un proceso mucho más complejo y eso no es mala suerte ni culpa, sino que es parte del proceso de aprendizaje. 

 Contanos sobre el eclipse del 4 de julio, ¿cómo va a influir?

Los eclipses potentes son los totales de Sol, el de ahora del 4 de julio es muy parecido al de junio pero va a ser una repetición de la energía de los últimos eclipses. Son muchas ventanas que están abiertas y la energía dura seis meses hasta que se produce otro eclipse. Han habido muchos, pero el fenómeno completo se da cuando la Luna tapa al Sol y por lo tanto, la luz de la consciencia es eclipsada por el mundo inconsciente emocional. Eso ocurrió solamente el 2 de julio de 2019 y vuelve a ocurrir el 19 o el 20 de diciembre. Por eso es tan fuerte lo que pasa en diciembre, tendremos un eclipse total de sol y al día siguiente o a los dos días está la Gran Conjunción de Saturno y Júpiter en Acuario.

 

Podés leer: JOSÉ MILLÁN, EL GRAN ASTRÓLOGO ESPAÑOL: CRISIS PARA EL NACIMIENTO DEL NUEVO MODELO SOCIAL

El eclipse de diciembre es en conjunción con el centro galáctico.

Sí, no exacto porque habrá una diferencia de unos cinco grados, pero sí está dentro de un rango de conjunción. El centro galáctico es el centro de la Vía Láctea, nadie te puede decir cómo lo vamos a estar vivieando porque no hay bibliografía, hay teorías. Es un punto extremadamente fuerte a nivel espiritual pero es un agujero negro, no es un sol que irradia energía electromagnética. Lo que sí te puedo decir es que va a incrementar la energía del eclipse y eso es más energía en el fin de algo y el nacimiento de algo nuevo.

¿A qué signos va a afectar más todos estos aspectos de estos meses?

A los mismos que viene afectando todo este 2020: a quienes tienen planetas en Aries, en Capricornio, en Cáncer, en Libra y también a principios de Tauro, Escorpio, Leo y Acuario. Cuando se produzca la conjunción Júpiter-Saturno en Acuario el 20, 21 de diciembre es cuando entramos a otro tipo de energía, incluso ahí les va a seguir afectando a los mismas signos.

¿En diciembre está la luz al final del puente?

La bibliografía dice que la conjunción Júpiter-Saturno no son períodos muy buenos. A mí me gusta bastante, siento que el principio de limitación y de expandir permite que le demos forma a algo mucho más acuariano, creativo y que logremos plasmar la realidad de una forma muy grande. Como con todos los tránsitos va a depender de cómo las personas lo vivan, pero se va a acelerar un cambio de la realidad, el 20/21 de diciembre va a pasar algo que la va a expandir y a cambiar, con un nuevo modelo que va a significar un antes y un después de la realidad. 

 

¿Creés que va a cambiar todo este sistema de la manera que lo vivimos?

A mí no me cabe la menor duda, de acá a 2023 vamos a tener una realidad que nada que ver con la que tenemos ahora. Estamos en un período de la historia que dura 20/25 años donde la realidad cambia, muy parecido a cuando en Roma se acabó la religión de los dioses del Olimpo y se declaró la religión cristiana, cuando se produjo el Renacimiento, la conquista de América, la Reforma Protestante de la Iglesia, la Revolución Francesa, la independencia de Estados Unidos y de los países americanos, la Revolución Industrial. Pasó siempre, el mundo cambia, la realidad es circular y estamos siendo protagonistas. También creo que tenemos que hacer un proceso un poco libriano de poner las cosas sobre una balanza, porque hay opiniones de que todo lo que se ha hecho está mal. Es muy poco capricorniano irse a ese extremo de no conservar nada, hay muchas cosas que tenemos que salvar y llevar hacia lo nuevo.

¿Cómo nos tenemos que preparar para entrar en julio?

La clave está en cómo manejo Marte, la rabia. Y la pregunta que me vuelvo a hacer es por qué estoy tan enojado. La respuesta obvia no va a ser la respuesta. Hay que profundizar, mirar el miedo y el dolor. Ese es el gran consejo para el segundo semestre de 2020: manejar la rabia con responsabilidad, liberarla haciendo deporte. Es super importante porque hay que hacer una transformación radical de la realidad, todo colapsó de cierta forma. Todas las terapia que tengan que ver con descarga emocional, mirar la ansiedad y el enojo son esenciales.

Algunos comentarios dicen “todo negativo”, estamos en un año difícil, ¿no?

Yo no creo que todo sea negativo, hay mucha gente que está muy agradecida con lo que han visto y trabajado dentro sí mismos. Tenemos que diferenciar que un año puede ser bueno y muy difícil a la vez, lo que pasa es que tenemos una mente muy dual. Este es un año para aprender a ser más amorosos con nosotros. Si la realidad está siendo dura, lo que te queda es ser vos amoroso con vos mismo.


También podés leer: #ASTROSESSIONS: QUÉ DICEN LOS ASTROS ESTE AÑO 2020

comentarios