STYLE

Paris Haute Couture: la semana más prestigiosa de la moda

13 Julio 2017

Cata Greloni Pierri

Terminó la pasarela de Alta Costura y en Le Banana te mostramos las mejores propuestas de las marcas emblemáticas de París; también otras propuestas jugadas e innovadoras de los couturiers europeos

Chanel

 

Karl Lagerfeld sorprendió a Francia con la construcción de una segunda Torre Eiffel, adentro del Grand Palais, para que ls invitados y las modelos pudieran pasear y sacarse fotos. La nueva propuesta de Chanel no se alejó mucho de las directrices de la marca: sobre una estética sastrera, la silueta que eligió Karl fue de hombros amplios y redondeados y cintura ceñida, en trajes de dos piezas de chaqueta y falda, vestido, monoprenda o pantalón en tweed de lana o cuadros bouclé, con su sombrero a juego y detalles de mangas, cuellos y puños, en cuero, que terminaban de modernizar el look.

Los bordados de Lesage se vieron en dibujos geométricos en vestidos, en escotes, mangas y hasta en los sombreros de la Maison Michel; las plumas de Lemairé, en apliques florales en detalles de bolsillos y en hombros.

Las casas de oficios, que Chanel adquirió en 2002 brillaron por su maestría, en una paleta donde predominaron los total looks en blanco, negro y azul marino, con detalles de color en tonos de verde, azul, morado y acentos en naranja ladrillo y violeta.

Valentino

El diseñador Pierpaolo Piccioli se alejó del clasicismo de la etiqueta romana con una propuesta de prendas más urbanas y hasta deportivas: abrigos, pantalones, camisas y tops abrieron un desfile donde invadió el color: una gama amplia de rosas y corales se combinaron con verdes y amarillos; también azules, que armonizaron con grises y visón y toques de aguamarina y no faltó el bordó, con celeste y amarillo.

Los vestidos más refinados -en rojo Valentino, verde inglés o cobre, con transparencias y bordados- sorprendieron por su modernidad, al igual que los de múltiples encajes, con incrustaciones de plumas de color.

Margiela

El atelier de Margiela se transformó en pasarela para mostrar la colección de Alta Costura "Artisanal", donde John Galliano deconstruyó el trench en múltiples tipologías. En organzas plisadas construyó impermeables exagerados y construyó una versión híbrida entre trench y corset con gabardinas deshilachadas que parecían cartón corrugado.

También rellenó textiles transparentes con suaves plumas sobre bodies que funcionaban como primera piel y caló géneros con láser. La paleta, ajustada a las tipologías, funcionó en nude, negro y blanco, con destellos de azul metalizado y dorado.

Viktor & Rolf

Rolf Snoeren y Viktor Horsting eligieron mostrar su colección de Haute Couture sobre muñecas interraciales y surrealistas para luchar por un mundo mejor.

Primero, la pasarela mostró la ropa con las muñecas gigantes como modelos y luego, reapareció la colección de vestidos, abrigos y hasta calzado en clave puffers, con jabots, moños y volados en dimensiones hiperbólicas, en verde militar, morado y azules, con acentos en naranja y dorado.

También, hubo prendas en denim que combinó bordados con reminiscencias del quilting y de textiles vintage, en patchworks.

Dior

Maria Grazia Chiuri le dio otra vuelta de tuerca al new look y lo aggiornó para una mujer cada más libre y que anda con calzado cómodo como las sandalias bajas y los mocasines que eligió para matchear la línea de vestidos de sastrería gris, muy al estilo del look de posguerra. En la terraza del Hotel Les Invalides, la directora creativa presentó una colección inspirada en los viajes de Christian Dior alrededor del mundo.

En una gama de grises, que varió por momentos al rosa empovado y llegó hasta acentos en rojo combinó textiles de sastrería como el tweed y el fil a fil en vestidos y abrigos a tono, con bordados de flores y mapas y apliques de plumas que formaban un atlas en la falda.

También, desfilaron vestidos de gran escote y mangas largas, en terciopelo negro y azul noche y otros, más volátiles, en organzas de seda, drapeados, plisados, con incontables volados y en macramé, siempre ceñidos a la cintura.

Fendi

Karl Lagerfeld no para. Al mando de su propia línea y de las de Chanel, también tiene tiempo e inspiración para trabajar para Fendi. Creó una pasarela a modo de bosque florido y fantástico donde convivieron encajes de algodón intrincados en tonos pasteles y rojos furiosos, con flores 3D en pelo de visón, teñido y recortado, apliques de flores y bordados de amapolas violetas y azules.

Los tules, plumetíes y ecnjaes se combinaron con una maestría increíble, en una paleta vibrante y variada en la que se destacaron abrigos redondeados, bordados de flores y en pailettes multicolores.

Iris van Herpen

La diseñadora de Holanda tiene tan solo 33 años y con esta colección celebró sus 10 años en la moda. Eligió al quinteto musical danés Between Music, que interpretó sus instrumentos desde adentro de tanques de agua, para acompañar una propuesta de vestidos volumétricos y futuristas que remitieron a la fluidez del aire y el agua.

Los materializó en organzas transparentes y sedas rayadas en blanco y negro que, plisadas vertical y horizontalmente, crearon ondas y patrones de moiré y mantuvieron los ojos de los presentes ocupados.

También hubo tejidos finos impresos en 3D, con corte láser y pegado térmico, en blanco, off White, nude, negro y plata y trajes de rosas metálicas y tridimensionales que dejaron a todos boquiabiertos.

Giambattista Valli

Los vestidos de Valli son un clásico de cualquier alfombra roja. Basta con recordar a Rihanna en los Grammy 2015 para flashear con su paleta joven y fresca de muselinas y sedas en amarillo, coral y rosa pastel. Sumó vestidos cortos en broderie blanco y rosa, encajes y guipures verdes, con bordados florales espectaculares, que combinaron pedrería, apliques, transparencias y tops deportivos, en paillettes negras, para sumar un poco de contraste.

Giambattista jugó con distintos largos (vestidos cortos del frente y larguísimas trenes) y moños en hombros, cinturas, accesorios y enormes vestidos, en una gama de tonos cálidos. No faltaron los tonos malva hasta rojos vibrantes y bordó, en vestidos de estilo griego, con drapeados y detalles ricos que se prestaban para tocar y palpar de cerca.

Photo Credits: AFP, EFE and Reuters Agencies

comentarios