WE LOVE

Manuel Santelices: Me encanta crear un universo de fantasía inspirado en la realidad

21 Agosto 2017

Por Leandro Infante

Manuel Santelices, nació en Chile pero vive en New York desde hace varios años. Un nombre que en la moda y el arte, significan mucho. Su determinación como periodista de moda, lo llevó a trabajar en las editoriales más importantes y con las marcas más prestigiosas del mundo. Hoy su creatividad viaja por el camino de la ilustración y la frescura y belleza de sus dibujos lo llevaron a realizar una colaboración con Jazmín Chebar para la próxima temporada verano 2018. 

Sos periodista y luego de escribir en las revistas de moda más prestigiosas del mundo, pasaste al universo de la ilustración. ¿Cómo llega la ilustración a tu vida?

La verdad es que siempre dibujé, y mi interés en la ilustración es probablemente anterior al que tuve en el periodismo. Sin embargo, nunca lo pensé como una carrera, era más bien un hobby. Hace un par de años, entrevisté a Donald Robertson, un ejecutivo de Esteé Lauder que se convirtió en un ilustrador muy exitoso, y la conversación con el me inspiró a tratar de hacer lo mismo. Ha sido una experiencia maravillosa y muy satisfactoria, ha abierto una nueva puerta en mi vida y eso me tiene muy feliz.

¿Crees que la ilustración tiene el mismo poder de comunicación que la escritura?

Veo mi trabajo de ilustración directamente conectado a mi trabajo como periodista. Las palabras y las imágenes son solo herramientas para transmitir una visión particular del mundo, una opinión, un punto de vista. Generalmente mis dibujos tienen que ver con los mismos temas que cubro como periodista: moda, diseño, arte, política y sociedad.

¿Qué te gusta transmitir en tu obra?

Me gusta transmitir belleza, primero que todo. Pero creo que no basta con eso. También intento transmitir ironía, comentario social, un punto de vista que agregue algo más a lo que estás viendo. Me gusta la idea de mezclar mundos; política y moda, por ejemplo, o cultura popular y diseño. La idea de crear un universo de fantasía inspirado en la realidad me encanta. Donald Trump como King Kong, por ejemplo, o una socialité de los 50’s como Babe Paley vestida en una colección de Galliano para Margiela.

Tus ilustraciones, te llevaron a colaborar con grandes editoriales y a crear tu propio libro, Drawing the Line. ¿De qué se trata?

El libro apareció el año pasado y fue lanzado por la editorial LAK en conjunto con una línea de cojines que hice con ONBU, una espectacular tienda de diseño chileno que trabaja con materiales de excelente calidad, y una exhibición en la galería Cecilia Brunson Projects. Luego vino una exhibición en SoHo House Miami Beach que acaba de terminar, y ahora estoy mostrando en At Ease on Sunset, una concept store también en Miami. El libro une todo esto que menciono. Está dividido en cuatro áreas; moda; arte y cultura pop; poder e influencia; y Chile, que son las mismas áreas que cubro en todo lo demás.

Hablando de colaboraciones, recientemente trabajaste con Jazmín Chebar. ¿Qué historia elegiste contar en la nueva campaña de verano?

Este es un proyecto que me tiene muy contento, porque Jazmín Chebar es una marca muy enfocada al diseño y tiene muchísimos elementos visuales interesantes. La campaña de primavera verano fue fotografiada en Nueva York y estuve ahí para crear imágenes del “backstage”. Fue genial, el equipo de trabajo es increíble. Me encanta colaborar con gente creativa.

En una entrevista dijiste que la moda y la cultura pop son la manera en la cuál ves el mundo. ¿Qué es lo que te maravilla de estos dos universos?

No lo tengo claro, pero son dos áreas que siempre me han interesado. De chico siempre sentí el mundo real un poco amenazante, entonces asuntos como la moda, las revistas, el cine y la televisión sirvieron como refugio. Creo que la fantasía es una estupenda herramienta para combatir lo más feo de realidad y el tedio de la rutina.

Naciste en Chile pero estás radicado en New York, una ciudad que en el campo de la moda es vorágine y competitiva. ¿Sucede lo mismo en la ilustración?

Por supuesto. Esta ciudad es competitiva en todos los aspectos y exige una energía y una disciplina enorme para sobrevivir. Por otro lado, sería difícil encontrar una ciudad más inspiradora.

¿Qué extrañás de Chile?

La gente, mi familia, mis amigos. Extraño la naturaleza, el paisaje, algo que nunca aprecié cuando vivía ahí y que ahora me deja encantado cada vez que voy.

Cómo ilustrador, ¿qué sueño te gustaría concretar?

Quizás porque comencé esta carrera tarde, siento que todo lo que he conseguido hasta ahora con ella es un sueño cumplido. Tengo ambiciones, por supuesto, pero ningún plan preconcebido. Todas las oportunidades que van apareciendo me llenan de alegría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

comentarios