STYLE

Le Banana Picks: Los desfiles que mas nos gustaron de la NYFW!

20 Febrero 2018

Por Cata Greloni Pierri

La gran manzana dio el puntapié inicial del mes de la moda con colecciones vibrantes y oversize donde primó la sastrería, la moldería unisex y el uso extensivo de las pieles sintéticas y el cuero. Un recorrido por las colecciones que más nos gustaron.   

Marc Jacobs: Misterio ochentoso

Como salidas de un fil de detectives, las modelos desfilaron por la pasarela como recónditas heroínas con maxi tapados de sastrería con doble abotonadura y en colores vibrantes. Los maxi sombreros acompañaron los volados de las prendas y la silueta oversize, que puso su acento sobre los hombros. Muy Dick Tracy.

Sies Marjan: Superficies de placer

 

Una de las marcas y desfiles más refrescantes y sorprendentes de esta semana. Naranjas, rosas y rojos se mexclaron con grises, celestes y verde loden, en una línea de indumentos tornasolados, brillos en satén y hologramas. Sofisticada, moderna, y osada, sin tanto artificio.

Alexander Wang:  Vuelta a la matrix

El rey del athleisure sabe cómo volver locas a las estrellas del street style e incluyó unas medias traslúcidas con maxi logos, que serán las más codiciadas. Wang levantó la apuesta en una colección sofisticada que tuvo mucha sastrería reversionada en cuero y con intervención de cierres metálicos en las pinzas. Sorprendieron los sobretodos y faldas con bolsillos circulares y los acentos de color en fucsia. 

Carolina Herrera:  Elegante de despedida

En su última colección antes de retirarse de la dirección creativa para pasar a ser embajadora de la marca, Herrera le rinde tributo a su creadora y sus clásicos. Las camisas níveas y las maxi faldas de shantung y seda dominaron la pasarela en todos los colores, acompañadas de un cinturón ancho a contra tono. Además, una amplia selección de vestidos se vio en todas las tonalidades -desde celeste cielo a magentas, rojos y naranjas- y materiales como el lúrex, la seda, el brocato y el plumetí.  

Victoria Beckham: Minimalismo funcional

Amante de la sastrería envolvente de líneas depuradas y en capas, Victoria hizo foco en las cinturas con lazos net asimétricos, en una paleta acotada, en verde loden, gris, beige, marrón y azul marino. Algunos animal prints acompañaron el estilo sofisticado y moderno que caracteriza a la marca, que susurra alta calidad.

Cushnie et Ochs: Femineidad monocromática

La piel fue protagonista gracias a escotes profundos, sustracciones y transparencias, que contrastó con la estridencia de los total looks: la paleta varió del blanco, al plata y al negro, pasando por tonos rosados, nude y fucsia shocking, el color del próximo invierno.   

Zadig & Voltaire: Rock para Millennials

 

Entre un estilo insolente y lleno de referencias británicas, las prendas de Zadig exudaron despreocupación y frescura, con un calce holgado y moderno. Pantalones motoqueros se mezclaron con sweaters y sastrería; se vieron calzas super fit, brillantes y de vinilo, pieles sintéticas, tejidos suaves y anchos y muchos tartanes, tanto para hombres como mujeres. El trench, la parka verde loden y los sacos en Príncipe de Gales reinaron en una colección pensada para los jóvenes, de hoy y siempre.

Tibi: Sastrería Vibrante

 

Un arcoíris de sacos, faldas midi y pullovers gigantes dominaron la pasarela más easy chic de New York que contó con una sastrería relajada y semi deportiva. La paleta de color, el estilismo en capas y las botas largas y arrugadas fueron de lo más llamativo de la colección.

Calvin Klein: Workwear de montaña

Sobre una pasarela inundada de pochoclos, Raf Simons combinó maxitapados masculinos y camperones de trabajo naranjas con maxi faldas de seda femeninas en sutiles celestes. La androginia se entrecruzó con el alpinismo, que sirvió de referencia para prendas tejidas unisex, gorros y guantes de cuero metalizados. Los prints se superponen y se llevan en complementos, vestidos delicados y hasta en sweaters con imágenes del Coyote y el Correcaminos.

comentarios