MUSIC

Grammy 2017 ¿Qué usaron los artistas?

13 Febrero 2017

Por @catagreloni

Más polémicos que bellos, las elecciones de vestuario de este año para la alfombra roja de los premios musicales dieron que hablar y generaron los más graciosos memes. Desde los total looks en dorado de Ceelo Greene y Beyonce hasta el miti/miti de Katy Perry, repasamos lo mejor y lo peor de la noche.

Adele fue una de las primeras en llegar a la alfombra roja y lo hizo con un diseño en verde oliva con recortes, escote halter cruzado y engarces brillantes a tono. El vestido de Alta Costura by Givenchy, por Ricardo Tisci, quién ahora dejó la firma para –tal vez, todavía sin confirmar- agarrar las riendas de Versace. En ambas performances de los Grammy, la incial con su éxito “Hello” y en el fallido homenaje a George Michael, eligió los diseños de Tisci.

Beyonce fue otra de las que impactaron con sus looks. La multi nominada artista eligió a Peter Dundas (ex director creativo de Pucci y luego de Roberto Cavalli) para el diseño de sus trajes, tanto para su performance como para la ceremonia de premios posterior. Deslumbró con un traje de lentejuelas dorado, bordado a mano y velo a juego, que combinó con un pesado juego de joyería y una impactante corona, de inspiración cristiana y flores. Luego, se cambió y mostró su embarazo doble en un impactante vestido de manga larga en pailettes rojas, bien escotado.

Rihanna sorprendió también, pero negativamente. Este año eligió a Armani Privé para la alfombra y optó por un crop top que dejó ver sus tatuajes, con escote halter, en naranja brillante y la espalda al aire. La falda, de grandes dimensiones, drapeada y plisada, la hizo ver muy densa y fuera de proporciones con la prenda superior que eligió. Lo combinó con un clutch negro, pendientes largos y anillos de diamantes y una petaca de brillantes de la cual compartió tragos durante toda la ceremonia.

Otra de las cantantes en tela de juicio fue Katy Perry con un diseño de Tom Ford. De manga larga y pailettes doradas, la artista eligió un diseño ni-ni: ni del todo brillante, que podría haber beneficiado sus curvas si éste llegaba al piso, ni del todo plumífero. Los brillos llegaban hasta la cadera y allí comenzaban un sinfín de plumas en tonos rosas y violáceos que no convenció. Para su performance, optó por un smoking blanco con zapatillas, mucho más moderno, canchero y cómodo.

Preferimos la versión de las pailettes plateadas que eligió Heidi Klum, en un diseño corto de Philipp Plein, tipo vestido/remerita, con accesorios y zapatos al tono.

Lady Gaga, en versión rocker by Alex Ulichny, sentimos que puede dar mucho más. Solange Knowles, que usó un diseño de Gucci plisado, con volados y escote a un hombro, parecía envuelta en papel de regalo. Mucho mejor estuvo Paris Jackson, la hija de Michael, con un mono escotado a rayas verticales y brillos de lúrex, del Bailmain de Olivier Rousteing.

¿Qué diseños les parecieron los más acertados? ¿Y cuáles otros fueron para el olvido?

comentarios