STYLE

El mundo oriental y adverso de Kostüme

18 Marzo 2017

Por @catagreloni

Los diseñadores abrieron la temporada de Designers BA con un desfile inspirado en el universo judoca y de las artes marciales

La adversidad no es algo que detenga a Camila Milessi y Emiliano Blanco. Luego de fundar Kostüme en 2001, en plena crisis económica del país, los diseñadores lograron construir una marca con una identidad irrevocable: el minimalismo, el monocromo, la funcionalidad y los preceptos de la Bauhaus están siempre presentes, tanto en sus prendas como en sus accesorios.

En la noche del lunes, una falla en la tensión eléctrica dejó a los Bubble Studios en silencio, al minuto de comenzado el desfile. Fer Ciraudo, el musicalizador predilecto del tándem, continúo silbando la melodía de la pista, que aportó una cuota de comicidad ante el desconcierto de los invitados. Después de unos minutos de dudas de cómo seguiría el desfile, se reseteó la escena, ahora, sin ningún sonido más que el paso de los modelos y el acompañamiento de los clicks de los fotógrafos.

En la caja blanca de techos altos en Cucha Cucha al 1600 el silencio funcionó y puso el foco en los detalles de las prendas. Los drapeados asimétricos de los vestidos y camisas en azul Klein y naranja ladrillo -colores inspirados en la señalética de tránsito- actuaron como acentos de la colección, donde primaron el negro, blanco y gris. También las superposiciones de cuellos y puños de camisas y las poéticas sustracciones por donde asomaron escotes, hombros y omóplatos.

El azul fue el elegido de un bellísimo tapado, tipo bata y en clave marcial, que remitió al universo del Judo. También se vieron kimonos, camisas largas y pantalones amplios con detalles que remiteron a la indumentaria deportiva japonesa y fajas anchas con múltiples cordones, a modo de ajuste.

Fue una colección muy colaborativa. Los bolsos y zapatos unisex de cuero fueron desarrollados por Bronco. Las gargantillas, pulseras, anillos y colgantes de inspiración geométrica, todos hechos a mano, en plata, por los joyeros de Oss Haus y los anteojos, de sol y lectura, fueron desarrollados nuevamente por Vulk.

Los Kostüme salieron airosos de tremenda situación porque, cuando el diseño y los conceptos son lo suficientemente fuertes para hablar por sí solos, no hay obstáculos que nublen la belleza de una gran colección.

 

comentarios