MUSIC

Coachella 2017: un resumen de las mejores propuestas musicales!

24 Abril 2017

En la ciudad de Indio y sus alrededores, no existe persona que no esté al tanto de Coachella, el festival que año a año demuestra por qué es considerado como uno de los eventos de música más cool del mundo.

La primera jornada del segundo fin de semana del festival llegamos temprano para disfrutar del sol, recorrer el predio y ,sobre todo, poder conocer nuevas propuestas musicales.

Sampha, el compositor y productor inglés, conocido por sus colaboraciones con Drake, Solange, SBTRKT, FKA Twigs, entre otros, sorprendió a todo el público presente en la carpa Mojave, al presentar los temas de Process, su primer LP. La potencia y originalidad de su voz, los beats electrónicos y analógicos y las ricas armonías, fueron el inicio ideal del viernes.

Luego de que Sampha finalizara, nos acercamos a uno de los escenarios principales para ver los últimos minutos del show de King Gizzard & The Lizard Wizard. Si bien el calor era intenso, este no impidió que nos sumergiéramos por completo en el viaje psicodélico que la banda australiana propone.

El rapero Mac Miller fue uno de los puntos altos de la jornada. La actual pareja de Ariana Grande subió acompañado de una increíble banda, a un escenario colmado de gente. Su impactante actitud y hits como “Dang” y “Favourite Part” mantuvieron bailando al público a lo largo de todo el show.

Ya de noche, The XX nos cautivó una vez más con un show simple pero efectivo. Tras su show en Lollapalooza Argentina, el trío continúa con su gira por el mundo presentando “I See You”, su tercer disco de estudio.

Radiohead le dio cierre a una jornada para el recuerdo. El comienzo de su show se centró en temas de “A Moon Shaped Pool”, su disco de 2016, y continuó con un repaso de toda su discografía. Durante casi dos horas de música, el público estuvo atento y receptivo a los sonidos vanguardistas del quintento inglés, que hace ya varios años sumó a un segundo baterista para enriquecer su innovadora propuesta que a través del tiempo se mantiene fresca y vigente.

 

La amplia diversidad de géneros musicales fue nuevamente protagonista durante el segundo día del festival. En la misma carpa en la que Sampha había tocado el viernes, Thundercat nos deleitó durante casi una hora con su bajo de seis cuerdas, su osado look y su virtuosismo vocal e instrumental. Entre sus infinitas colaboraciones -que incluye la participación en los discos de Kendrick Lamar, Flying Lotus, Erykah Badu y más- el músico oriundo de Los Angeles logró hacerse el espacio suficiente para lanzar su disco “Drunk” en febrero de este año y presentarlo en Coachella.

Estuvimos atentos a los shows de Bastille y Two Door Cinema Club, pero fue Mura Masa quien nos atrapó. Con tan solo 21 años, el joven productor y multi-instrumentista es una de las revelaciones de la música electrónica. Sus recientes hits “LoveSick” y “What If I Go”, transformaron al escenario en una pista de baile.

Ya de noche, Future brindó un show intenso, que lo reafirmó como uno de los reyes del trap. Se despidió ovacionado por el público del escenario principal, el mismo en el que horas más tarde Lady Gaga daría un impactante cierre a la segunda jornada. Su show consistió en sus canciones más icónicas, poderosas coreografías y diversos cambios de look. La vimos llena de energía y lista para presentar en todo el mundo su nuevo disco “Joanne”.

Durante el tercer día, disfrutamos desde temprano de Pond y Whitney, dos de las bandas más cool del Indie.

El cálido y encantador show de Devendra Banhart fue el ideal para despedir la última tarde en Coachella. Su vibra fresca y distendida fue muy diferente a la mayoría de las propuestas del festival.

En ese mismo escenario, vimos a dos de los proyectos más interesantes de Coachella: Future Islands y Hans Zimmer. Los primeros sacudieron el escenario. La potencia de su cantante, Samuel T. Herring, fue uno de los factores más llamativos del trío norteamericano. Hans Zimmer fue el claro ejemplo de que Coachella siempre da lugar a propuestas originales. El compositor se presentó junto su orquesta para compartirnos sus más reconocidas obras, que incluyen la música de películas como El Rey León, Gladiador y muchas más.

No pudo haber existido mejor cierre para el festival que Lorde y Kendrick Lamar.

La joven estrella neozelandesa anticipó canciones de su próximo álbum “Melodrama” en lo que fue uno de los shows más conceptuales y efectivos de todo el festival. No hay dudas de que Lorde será una figura que dará mucho que hablar en los próximos años.

La actuación de Kendrick Lamar fue histórica. Su show fue austero e innovador. Se presentó solo en el escenario, rodeado de pantallas gigantes. Su presencia fue magnética y fluida. A menos de 10 días de haber lanzado su disco “Damn”, el público entero cantó de principio a fin las nuevas canciones del rapero. Una estética oriental atravesó los 80 minutos del set, desde las visuales hasta su vestimenta. Se despidió agradeciendo a sus fans por haberlo posicionado en el primer lugar de los charts, y prometiendo continuar compartiéndonos su música.

Coachella concluyó con el mejor show del festival.

 

 

 

 

comentarios