STYLE

Ciao Milano! Las colecciones que más nos gustaron de Milan Fashion Week

28 Febrero 2018

Por Leandro Infante

Milán no será la capital de su país, pero no hay dudas de que es el epicentro de la moda europea. De las firmas más clásicas a los diseñadores más innovadores, elegimos nuestras colecciones favoritas de otoño invierno de la semana de la moda italiana.

Gucci, salido de un cuento fantasmagórico

La firma dirigida por Alessandro Michele fue la encargada de dar el puntapié inicial y su show recorrió el mundo en segundos. Con un set inspirado en una sala quirúrgica y detalles propios de una película fantástica, la colección FW 18/19 fue algo único. Las piezas claves que Michele ideó para esta temporada partieron de tipologías clásicas como trench XL, pantalones Oxford y blazers en tweed, denim o prendas deportivas inspiradas en el Nueva York de los 70s y sus informes de béisbol. Se vieron vestidos con transparencias y pasamanería, accesorios como gorras, máscaras y pasamontañas, hasta lujosas carteras en forma de bucket, totes, pequeños baulitos y hasta otras vintage, de mano, que versionaban las que usaban nuestras abuelas. Junto a un estudio de efectos especiales, Michele recreó el rostro de modelos para que estos cargaran réplicas de sus cabezas. También hubo dragones, lagartos, serpientes y otras criaturas salidas de una película de Harry Potter.

Fendi: Retrospección sartorial

En un viaje hacia los 80s y 90s, Karl Lagerfeld presentó una nueva colección donde reposicionó su mítico logo de la doble F invertida sobre prendas de sastrería, accesorios y abrigos en una paleta acotada de grises, marrones, azul y blanco. También las interpretó en Príncipe de Gales, el tartán de tendencia de esta temporada. Incorporó gestos deportivos en buzos y sweaters que aparecieron con un maxi logo en el pecho con la tipografía de la marca de atletismo, Fila. Las botas largas y los abrigos, largos y de piel, entre los objetos de mayor deseo.

Versace: Un guiño a Cher Horowitz

Donatella Versace demostró lo vigente que está el personaje que Alicia Silverstone inmortalizó en la película Clueless, en 1995. La etiqueta dividió su colección en pandillas (de tipo varsity, de mujeres italianas e icónicas, al mejor estilo divas, y otras más arty) y las distinguió según su uso de estampas, accesorios, diseños y colores insignia. Con el tartán como líder, los prints se yuxtapusieron en colores vibrantes, con calzados que fueron desde plataformas extra altas hasta sneakers de tecnología. La dualidad entre la opulencia italiana y el modernismo deportivo actual se mezcló en una colección ideada para mujeres empoderadas y eclécticas.  

Alberta Ferretti, en clave disco

La diseñadora italiana toma lo mejor del estilo de los ochenta para vibrar en su estilo propio. En su colección apareció el arquetipo del gaucho fusionado con el de las chicas que iban de fiesta a  la disco Studio 54, en una paleta amplia de tonos vibrantes: el dorado y el plateado, en combinación del negro, y amplias gamas de verdes, violetas y marrones. Los pantalones se llevaron amplios, con tiro alto, pinzados y tipo babuchas, en cuero, seda, denim y lamé, estilizados con capas, bomber jackets, trenchs y ponchos.  Las faldas, ceñidas, por debajo de la rodilla. El brillo, los sombreros, las mangas XL y las texturas como el lurex y las plumas fueron algunos de los detalles que se diferenciaron del resto de las propuestas.

Marco de Vincenzo: Nostalgia Technicolor

El diseñador italiano se inspiró en la llegada del color a la televisión -un antes y después en la sociedad-, en los 70. Su set fue un reflejo de la imagen multicolor que rezaba “no signal”. Se vieron minifaldas, ambos oxford, vestidos y faldas (mini, midi y maxi) lánguidas, camisas de seda plisadas, abrigos de punto y maxi camperas y estolas infladas. ¿La paleta? Muy amplia, todos los colores del arcoíris aparecieron en los abrigos a modo de gradación.

Prada: Flúo y para la lluvia

La firma creada por Miuccia Prada presentó otra de sus resonantes colecciones, con plenos de color bien llamativos y con una variedad muy amplia de géneros y texturas. Sus abrigos y outfits incorporan superposiciones y detalles como pieles, prints digitales, bordados sobre textiles transparentes, en clave sporty. Prada reversionó el lujo en neoprene y nylon, con guiños a su clásica cartera negra con el logo estampado sobre la chapa metálica traingular, que se vio por primera vez en varias prendas. La paleta vibró en verdes, rosas, naranjas y amarillos, en contraposición del negro y el nude. ¿Un detalle? Las botas de lluvia, sin duda, tan a tono con el Ugly Chic que caracteriza a la marca.  

MSGM, una historia de lujo contemporáneo

Inspirada en una de las obras de Alessandro Manzoni, MSGM presentó una colección repleta de objetos claves para esta temporada FW 2018/19. Del negro al colorado, sin dejar fuera al millennial pink y a diferentes tonos de verde y estampas multicolor, así es la paleta de colores que la firma ideó para su FW 2018/19, con propuestas que por momentos nos remiten al estilo matrix, con abrigos de látex, anteojos vintage, y looks deportivos. Los ambos de cuero son otro de sus elegidos, como también lo son camisas, vestidos y capas, de corte lánguido y estampas vivaces.

Etro y Missoni, un culto boho

Ambas etiquetas son reconocidas por sus géneros estampados y porla calidad de los mismos, tan nobles como el hilo y, por hacer de la estética boho, su emblema. Para esta ambas firmas se inspiraron en el Más es Más. ¿De qué manera? Propusieron conjuntos multicolores, que combinaban distintos géneros y texturas, en un trabajo de superposición y layering. Desde los abrigos con terminaciones artesanales hasta una gran variedad de prendas en denim, morimos por la escuela de diseño italiana que no pierde la tradición en la riqueza de los materiales.

Marni, una colección disruptiva

Inspirados en la diversidad cultural del mundo, sus etnias, el arte, y la combinación del pasado, el presente y el futuro Marni ha sido un bálsamo para las tendencias más comerciales. Mediante abrigos XL, colores fuertes y plenos, accesorios protagonistas, y en una variedad interesante de géneros -cueros brillantes y charoles, animal prints, sedas drapeadas, pailettes y neoprene- la etiqueta lleva al frente la bandera de la originalidad y la vanguardia.

Dolce & Gabbana, la idiosincrasia italiana

Con la opulencia y la exacerbación como norma, el dúo de Domenico Dolce y Stefano Gabbana presentó una nueva colección en la semana de la moda de Milán. Encargados de hacer un cierre estelar, presentó prendas hiper bordadas y con claras reminiscencias religiosas, clásicas en su marca.    

Ciao Milano! Ya estamos listos para ver qué nos trae Paris Fashion Week!

comentarios